Campesinos de 2 municipios de Oaxaca niegan permisos para estudios de gasoducto de AMLO

El proyecto para construir el referido gasoducto fue bosquejado por el presidente Andrés Manuel López Obrador desde la primera semana de octubre de 2020

Campesinos de 2 municipios de Oaxaca niegan permisos para estudios de gasoducto de AMLO
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
Municipios 17/01/2022 10:21 Alberto López Oaxaca Actualizada 10:21

Juchitán.—Campesinos de diversos ejidos que pertenecen a los municipios de San Juan Guichicovi y Matías Romero, en el Istmo de Tehuantepec, rechazan otorgar permisos a la  Comisión Federal de Electricidad  (CFE) para que realice una serie de estudios sobre sus tierras, con la finalidad de construir un gasoducto de 36 pulgadas de ancho, a lo largo de los 270 kilómetros, que van  desde Chinameca, Veracruz, al puerto de Salina Cruz, Oaxaca.

 Desde octubre del año pasado, la  División Energía de la CFE contrató los servicios de la consultora Temura para que recorra las comunidades y busque convencer a las autoridades ejidales, con el propósito de que faciliten los permisos y realicen en sus parcelas estudios de topografía y mecánica de suelo, entre otros, de acuerdo con la coordinadora de Asistencia Legal de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni), Juana Ramírez Villegas.

El proyecto para construir el referido gasoducto fue bosquejado por el presidente Andrés Manuel López Obrador desde la primera semana de octubre de 2020, cuando, acompañado de dirigentes del sector privado del país, se anunciaron 39 proyectos para reactivar la economía mexicana, entre ellos la construcción de una planta de gas en el puerto de Salina Cruz, como parte de las obras del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT).

 De acuerdo con testimonios recopilados por EL UNIVERSAL, un  ingeniero identificado como Joel Feregrino, quien se ostenta como representante de la empresa Temura, ha recorrido los ejidos de Mogoñé Viejo, Piedra Blanca y Hierba Santa, que pertenecen a San Juan Guichicovi y el ejido Nuevo Progreso, de Matías Romero y ha tratado de convencer a los ejidatarios para que permitan estudios hidrológicos, arqueológicos y levantamientos de flora y fauna.

A su paso por las comunidades, el personal técnico de la empresa Temura ha dejado un par de hojas simples, de las que tiene copia este medio,  que tienen el título de Anuencia de Ingresos a Predios. Se trata de una especie de formulario en el que se establece que el campesino otorga su autorización para que, dentro de sus tierras, la CFE Energía, o a quien designe, realice recorridos con diversas dependencias como Semarnat, Conagua y Pemex, tomen fotografías aéreas, a ras de tierra y hagan avalúos.

Se niegan permisos 

En agosto del año pasado, la CFE Energía lanzó la convocatoria para conocer el interés de los inversionistas privados, nacionales y extranjeros, y que participen en el desarrollo de infraestructura de licuefacción de gas natural, como la construcción del gasoducto de 36 pulgadas, con capacidad para transportar 500 mil millones de pies cúbicos diarios. Según la convocatoria, el gasoducto debe contemplar dejar  condiciones listas para la interconexión con los parques industriales del CIIT.

Según la asistente legal de Ucizoni, en la ruta del proyecto de la CFE Energía, los permisos de las comunidades debieron ser autorizados entre octubre y diciembre, para  Eque a partir de enero empezaran los estudios e inmediatamente después, pasarían a las negociaciones para comprar las tierras que se necesitan para la introducción del tubo de acero, sus derechos de vías y áreas de maniobras.

oaxaca__0.jpeg

“La CFE tiene prisa, tanta que están presionando a las autoridades ejidales, como el caso del presidente del ejido Mogoñé Viejo, Venancio Francisco Joaquín, quien ha dicho que lo quieren convencer a toda costa, a pesar de que la asamblea ejidal negó los permisos y rechazó la construcción del gasoducto, bajo el argumento de que no disponen de suficiente información y porque representa un peligro para la vida de las comunidades indígenas”, dice Ramírez Villegas.

Carlos Beas Torres, asesor de la Ucizoni, alerta sobre los peligros que enfrenta la soberanía de México con la construcción del gasoducto que correrá en paralelo a los ductos en los que Pemex transporta gasolina y crudo desde el sur de Veracruz, a la refinería de Salina Cruz, Oaxaca, pues asegura que la  CFE  no ha realizado dicha obra ni la hará porque no  tiene el dinero necesario para construirlo y “van a terminar por entregar ese gasoducto a capitales extranjeros”.

 De acuerdo con  Beas Torres, para  la construcción del gasoducto y la planta de licuefacción que estará en Salina Cruz, ya se apuntaron las empresas estadounidenses,  Mirage Energy y Northern Hemisphere Logistics. “Con ese gasoducto quieren revivir el viejo Tratado McLane-Ocampo, con el que se quiso dar el control del Corredor Interioceánico a EU. Podría ser el Tratado Marcelo Ebrard-Antony Blinken”, advierte.

Ante la insistencia y prisas de la CFE Energía y del CIIT, en las comunidades de indígenas mixes de  Guichicovi y Matías Romero, donde también se oponen a la modernización del Tren Transístmico, los campesinos, dice  Juana Ramírez Villegas, argumentan falta de información, pues no saben en qué los  beneficiará ese gasoducto, mientras sus necesidades son  de salud, empleo y educación.

“En todas las comunidades por donde la CFE quiere que pase el gasoducto, hay experiencias muy malas con los derrames de Pemex que han dañado tierras, arroyos, pastizales y ganado, pues no ha pagado esos daños (...) y la SCT aún  no paga las afectaciones por la modernización de la carretera La Ventosa-Acayucan, que también forman del CIIT”, finaliza.

Temas Relacionados
gasoducto CFE El Universal Oaxaca

Comentarios

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo