Retienen a tres campesinos zoques de Los Chimalapas en ejido de Oaxaca invadido por Chiapas

Los comuneros de Benito Juárez, que pertenece al municipio de San Miguel Chimalapa, cerraron los accesos norte y sur del ejido Díaz Ordaz, para impedir que los tres zoques retenidos sean trasladados a Cintalapa, Chiapas

Retienen a tres campesinos zoques de Los Chimalapas en ejido de Oaxaca invadido por Chiapas
Retienen a tres campesinos zoques de Los Chimalapas en ejido de Oaxaca invadido por Chiapas. Foto: Roselia Chaca
Municipios 04/04/2022 16:16 Alberto López Morales / Corresponsal Actualizada 16:16

Juchitán. – Tres comuneros zoques del poblado Benito Juárez, fueron retenidos al mediodía de ayer domingo por pobladores chiapanecos del ejido Gustavo Díaz Ordaz, cuando realizaban trabajos en un potrero en la zona oriente del municipio de San Miguel Chimalapa.

Los retenidos fueron identificados como Adán, Conrado y Martín, quienes se encontraban en un paraje que desde el año 2019 recuperaron los habitantes oaxaqueños de la comunidad de Benito Juárez. Hasta la mañana de este lunes, los zoques aún se hallaban retenidos en el ejido Gustavo Díaz Ordaz.

Como respuesta, los comuneros de Benito Juárez, que pertenece al municipio de San Miguel Chimalapa, cerraron los accesos norte y sur del ejido Díaz Ordaz, para impedir que los tres zoques retenidos sean trasladados a Cintalapa, Chiapas.

Los comuneros chimalapas de Benito Juárez, anunciaron que se reunirán con sus autoridades municipales y comunales, con la finalidad de establecer qué respuestas le darán al ejido Díaz Ordaz, toda vez que, con el fallo de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación (SCJN), este ejido ya dentro del territorio oaxaqueño.

Desde hace más de 60 años, las poblaciones de Benito Juárez y Díaz Ordaz han vivido en constantes conflictos por la tala de pino, el aprovechamiento de la resina y por la ampliación de los potreros. Uno de los periodos más delicados se vivió a finales de 2011.

En ese entonces se creó la Comisión Interinstitucional con la participación de la Secretaría de Gobernación (Segob) para garantizar la paz entre los pueblos de Oaxaca y Chiapas que, antes de la resolución de la SCJN, disputaban 160 mil hectáreas de tierras; finalmente la Corte determinó a favor de Oaxaca y las  reconoció como parte de su territorio. 

Apenas en diciembre pasado, a través de EL UNIVERSAL, los comuneros de Benito Juárez San Antonio, agencias de San Miguel Chimalapa, conocidos como “los guardianes de la selva”, lanzaron un llamado de paz a los cuatro ejidos chiapanecos, a quienes les dijeron que las tierras que han trabajado seguirán siendo de ellos, siempre que se sumen a Oaxaca. 

“No los vamos a desalojar. Somos hermanos campesinos. La tierra es para ellos, sólo tienen que agregarse a Oaxaca como lo determinaron los jueces. El mensaje es que no se dejen engañar por los caciques de Chiapas que les meten miedo y les dicen que les vamos a quitar todo, no, vamos a convivir como hermanos”, dijo entonces Roselino Luis Pérez, comunero zoque de San Antonio, integrante de la comisión para hablar con medios informativos.

Mientras que en febrero pasado, el gobernador Alejandro Murat visitó Los Chimalapas e informó que su gobierno, junto con el federal, trabajaban para ejecutar la resolución que emitió la Suprema Corte en noviembre a favor de Oaxaca, con respecto a los límites con la entidad chiapaneca. Ahí los campesinos  oaxaqueños se dijeron dispuestos al diálogo.

Consultado por EL UNIVERSAL, el gobierno de Oaxaca, a través de la Secretaría General de Gobierno (Segego), informó que el tema de la retención de los campesinos zoques de Oaxaca esta siendo atendido por el gobierno federal, a través de la Procuraduría Agraria.

Temas Relacionados
Los chimalapas Oaxaca Chiapas

Comentarios

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo