“Un día me dormí siendo carpintero y amanecí escultor”

Filiberto Jacales dará nueva vida a árbol talado; forma parte de la renovación de Paseo Colón.
El escultor dijo que tardará cerca de cuatro semanas en terminar la figura de 7 metros de altura y 800 kilos de peso. JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL
21/04/2019
07:10
Claudia González
-A +A

Toluca, Méx.— Filiberto Jacales transformará el tronco de un árbol en una escultura, que junto con otras piezas dan vida a Paseo Colón, uno de los corredores emblemáticos de Toluca.

En las manos de este artista fue confiado uno de los 55 árboles que las autoridades municipales determinaron que concluyó su vida útil y ahora se convertirán en esculturas.

El artesano autodidacta de 45 años es originario de Temoaya y tallará un ángel de siete metros de altura y 800 kilos de peso. Una idea original que adaptó a las necesidades del árbol, pues debió ajustarla para que las alas no fueran una pieza extra que invadiera el paso.

El escultor —que dedica gran parte de las mañanas a tallar su pieza— dijo que tardará cerca de cuatro semanas en terminar la figura.

Jacales originalmente aprendió el oficio de carpintero e incursionó en el arte de forma autodidacta.

Un día decidió materializar lo que su mente le pedía. Aunque dice que con el tiempo fue tomando algunos consejos de artistas plásticos que le ayudaron a perfeccionar su técnica.

“No sabía de proporciones ni de expresión, por ejemplo, me quedaban planas, sin movimiento y gracias a esos consejos fui mejorando, logré darle una vida y movilidad más certera a mis creaciones”, explicó.

Con el paso del tiempo aprendió a tallar no sólo la madera, sino la piedra, y fue gracias a la Secretaría de Educación como pudo diversificarse, pues fue descubierto por autoridades estatales que le pidieron piezas para instituciones educativas, después la Secretaría del Medio Ambiente lo tomó en cuenta y “así me fui abriendo camino”.

Material noble. Agregó que la madera es un material noble que permite mucho detalle, un proceso de elaboración que no brindan otras opciones como la piedra, y para Filiberto es imprescindible expresar sentimientos, pues “un día me dormí carpintero y amanecí escultor, es una pasión que abrazo siempre y que amo”.

El artista mexiquense ha expuesto en diversos recintos, entre ellos el Centro Cultural Mexiquense, en Toluca. Donó algunas piezas a instalaciones de la Secretaría de Educación, además de participar en muestras de espacios en estados como Guadalajara, Monterrey, Puebla, la Ciudad de México.

Filiberto Jacales dijo que sólo estudió hasta la telesecundaria, pero eso no le resta capacidades artísticas, pues consideró que de hacer una carrera en artes plásticas podría perder la frescura con la que idea sus piezas, la forma “inocente” como moldea, porque la técnica si bien es importante, en algunos casos hace rígidas las ideas.

La creación de esculturas con restos de los árboles es un proyecto impulsado por el ayuntamiento de Toluca y en el que participan las secretarías de Cultura y Medio Ambiente del gobierno del Edoméx, que forman parte de las actividades de cara al aniversario 500 de la capital mexiquense que se celebrará en 2022.

Ana Margarita Romo Ortega, directora general de Medio Ambiente municipal, detalló que con base en un estudio detectaron que murieron —pero permanecen en pie— 55 de los mil 235 árboles sembrados desde Francisco Murguía hasta la glorieta de Capultitlan, por donde se encuentra la Casa de Gobierno estatal, por lo que buscan sustituirlos y también aprovechar la madera.

A partir del 24 de junio, cuando inicia la temporada de reforestación, la dirección municipal comenzará con la siembra de los sustitutos los fines de semana.

 

Comentarios