La 4T revive el proyecto gasero que Peña Nieto dejó inconcluso en el Istmo; advierten resistencias

El pasado 5 de octubre, el presidente López Obrador, acompañado de dirigentes del sector productivo del país, anunció 39 proyectos para reactivar la economía, golpeada entre otros factores por la pandemia de Covid-19

La 4T revive el proyecto gasero que Peña Nieto dejó inconcluso en el Istmo; advierten resistencias
Foto: Edwin Hernández
Política 14/10/2020 10:07 Alberto López Oaxaca Actualizada 16:38

Salina Cruz.— El gobierno de la 4T no sólo pretende revivir el polémico proyecto peñanietista del tren México-Querétaro, como parte de el acuerdo de Reactivación Económica que suscribió con el sector privado, en Oaxaca, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador retomó otro proyecto del expresidente Enrique Peña Nieto.

Se trata de la iniciativa de construir una planta de gas en el puerto de Salina Cruz, en la región del Istmo de Tehuantepec, donde la actual administración federal impulsa el Corredor Interoceánico, un viejo anhelo de los gobiernos priistas y panistas, ahora  calificados como neoliberales por la 4T.

El pasado 5 de octubre, el presidente López Obrador, acompañado de dirigentes del sector productivo del país, anunció 39 proyectos para reactivar la economía, golpeada entre otros factores por la pandemia de Covid-19, con una inversión de casi 300 mil millones de pesos, de los cuales más de 38 mil fueron anunciados para Oaxaca en tres obras. 

Entre dichos proyectos incluyó la instalación de una planta de licuefacción en Salina Cruz, concretamente en Salinas del Marqués, donde se proyecta también la construcción de otro puerto que permita el arribo de buques petroleros de gran calado, capaces de transportar 200 millones de barriles de crudo.

Para Carlos Beas Torres, asesor de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni), la construcción de esa planta de licuefacción de gas natural, junto con la del gasoducto de Jaltipan, Veracruz, a Salina Cruz, ponen en riesgo la soberanía de México, como en su tiempo lo hizo el tratado de Mc Lane/Ocampo, firmado por Benito Juárez, en diciembre de 1859.

whatsapp_image_2020-10-14_at_09.44.59_4.jpeg

Foto: Edwin Hernández

“Con el gasoducto, el Tren Transístmico y la instalación de parques industriales en el Corredor Interoceánico, que beneficiarán al capitalismo rapaz, sólo se observa que el gobierno de AMLO adopta proyectos de los anteriores presidentes mexicanos que según él, quiere juzgar” señala el dirigente campesino.

El activista advierte que este nuevo proyecto también enfrentará la resistencia de los pueblos originarios, al igual que la terminación del gasoducto de 12 pulgadas que el gobierno federal de Peña Nieto dejó incluso desde el 2014. “Las comunidades van a exigir el pago del derecho de vía, la manifestación de impacto ambiental y una consulta”, adelanta.

Escepticismo 

La noticia de una inversión de 25 mil 200 millones de pesos para la construcción de la planta que podrá enviar gas líquido o refrigerado, según las necesidades de sus clientes en el país, en EU o en las naciones asiáticas, fue recibida con escepticismo entre la mayoría de los mil 500 habitantes de Salinas del Marqués, donde desde 2014 comenzó un proceso de especulación de tierras, cuando se supo del proyecto de gas, primero, y de la Zona Económica Especial de Peña Nieto, después.

En esta comunidad salinera, desde el tres de octubre, pescadores, transportistas, trabajadores de la construcción y productores de sal, mantienen cerrado el acceso al área donde se construye la escollera oeste del puerto de Salina Cruz, de mil 600 metros de largo para ayudar los trabajos de carga de los buques petroleros.  

Mientras que los salineros reclaman a Pemex que cumpla con su ofrecimiento de darles una planta refinadora de sal, tras un derrame de crudo, los transportistas piden que sean contratados para el acarreo de piedras.

“Aquí en Salinas del Marqués no hay condiciones para que se instale esa planta de gas, primero porque el pueblo ya no tiene tierras suficientes, porque Pemex compró o se apropió de ellas, incluyendo las playas, y segundo porque la gente tiene miedo de alguna catástrofe, la población tiene temor por su seguridad”, explica Griselda Gallegos Martínez, agente municipal entre 2008 y 2010.

whatsapp_image_2020-10-14_at_09.44.59_2.jpeg

Foto: Edwin Hernández

En esta comunidad de mil 500 habitantes, cualquier proyecto se ve con escepticismo, desde que la petrolera se instaló desde hace años en tierras y playas, pero ellos siguen batallando contra la pobreza.

De acuerdo con el proyecto gubernamental, en la planta de licuefacción se espera la participación de las empresas Mirage Energy y Northern Hemisphere Logistics, que asociadas con Bluebell, obtuvieron un financiamiento de 4 mil millones de dólares, de los cuales, 2 mil millones se aplicarán en la construcción del gasoducto y de la planta de gas natural, que según el consultor energético Fernando Mimiaga Sosa, facilitará la reconversión de la refinería de Salina Cruz y la exportación de gas a EU y a países  de Asia,  así como  venderle a la Comisión Federal de Electricidad.

Temas Relacionados
Planta de Gas Salina Cruz

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo