Pide MULT que FGR y Unidad Financiera indaguen a políticos tras violencia en la nación Triqui

Búsqueda de paz avivó conflicto en la región: en un año mataron a 12 militantes del MULT; abandonó CNDH pláticas en busca de paz, acusa Ubisort

Pide MULT que FGR y Unidad Financiera indaguen a políticos tras violencia en la nación Triqui
Foto: Mario Arturo Martínez
Sociedad 06/12/2020 12:14 Juan Carlos Zavala Oaxaca Actualizada 10:30

Oaxaca de Juárez.— En el último año la violencia en los territorios donde se asienta la nación Triqui, en la región Mixteca de Oaxaca, se ha agravado y nuevamente, como ocurrió en 2010, se han registrado asesinatos de dirigentes, autoridades municipales y miembros de organizaciones políticas con presencia en esa zona.

Los líderes de dos de las principales agrupaciones —generalmente confrontadas entre sí—, asentadas en la región Triqui y que reivindican las causas de este pueblo originario, afirman que la situación es delicada y grave por la violencia. 

Señalan que  el temor está latente y ha obligado a sus habitantes, a los dirigentes y a las autoridades, a tomar precauciones para no caer bajo las balas de “los grupos de sicarios que andan sueltos”.

whatsapp_image_2020-12-06_at_11.52.47.jpeg

Foto: Mario Arturo Martínez

 Su miedo no es infundado, pues en menos de un año, al menos 12 militantes del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) fueron asesinados,  y uno más, miembro de la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort).

Sólo en noviembre, en menos de 10 días, tres integrantes de esta organización fueron asesinados; crímenes que trajeron consigo bloqueos y señalamientos entre ambas organizaciones, mismos que han “calentado la zona” y encendido las alertas.  

“La mesa de paz, ese fue el ingrediente. A la mano negra del poder y de la mafia en Oaxaca no le conviene que haya paz en la nación Triqui ni en ninguna parte de Oaxaca”, dice Pensamientos Mesinas, líder del MULT

“Esto se empezó a dar a raíz de que se empezó a caminar al acuerdo de paz. Creo que hay mucha gente, sabemos que hay mucha gente externa e interna que se acostumbró a vivir con la violencia”, advierte Fabián Pereda, dirigente de la Ubisort. Ambos  fueron entrevistados  por EL UNIVERSAL por separado.

La violencia evoluciona

whatsapp_image_2020-12-06_at_11.52.44.jpeg

Foto: Mario Arturo Martínez

El origen de la violencia que abraza  la región Triqui, de acuerdo con Fabián Pereda, fue agrario o de límites territoriales entre las comunidades, después continuó por venganzas y actualmente se mantiene por intereses políticos.

Al respecto, Pensamientos Mesinas afirma que, según la tradición oral, la palabra triqui hace referencia a tres: tres personas, tres montañas, tres comunidades.  

El historiador Wilfrido C. Cruz menciona que la palabra triqui significa “gente que vino de abajo o debajo”, pero siguiendo con la explicación del líder del MULT, eran tres municipios fundados por tres hermanos que se ubican en el territorio: Martín, Juan y Francisca, ellos dieron origen a los municipios San Martín Ityunyoso, San Juan Copala y Chicahuaxtla,  pero después “vino la mano de arriba” (se refiere a grupos en el poder político y económico), quienes dividieron a la nación Triqui.

A finales de 2010, la violencia en la región provocó el desplazamiento de familias que aún demandan un retorno seguro a su comunidad de origen, principalmente en San Juan Copala. En   2012, en el sexenio del gobernador   Gabino Cué Monteagudo, los agentes municipales de las localidades firmaron un acuerdo de paz.

La región se conforma por dos municipios: Constancia del Rosario y Santiago Juxtlahuaca, aunque también en Putla Villa de Guerrero hay comunidades triquis. Anteriormente, San Juan Copala tenía la clasificación política de municipio, pero le  fue retirada  tras la violencia en 2010 y ahora tiene la categoría de   agencia municipal de Juxtlahuaca.

Desde  2012 a la fecha, sostiene Fabián Pereda, hubo una aparente calma resultado de los pactos entre las organizaciones que operan en la zona: la Ubisort, el MULT, el Movimiento de Unificación de Lucha Triqui Independiente (MULTI) y la Confederación Nacional Campesina (CNC).

Pero hace un año, cuando el reclamo de la instalación de una mesa de paz se volvió reiterativo y se empezaron a dar los primeros pasos para ello, la violencia y los asesinatos volvieron.

¿Es posible la paz?

Apenas en  octubre de 2020, la Comisión Nacional de los  Derechos Humanos (CNDH), a través de llamadas con los dirigentes de las organizaciones  y algunas reuniones, buscó iniciar con el proceso para la instalación de la  mesa de paz. 

Lo anterior, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador, en una visita a la Mixteca, prometió que revisaría el tema; sin embargo, el órgano autónomo abandonó sus intenciones después del asesinato de Gabino Ávila Martínez, uno de los principales dirigentes del MULT en pleno centro de Santiago Juxtlahuaca, el pasado 20 de noviembre.

“Hasta el momento, después de dichas ejecuciones,  la CNDH abandonó los temas, la comunicación que había empezado a mantener con el Ubisort. Tuvimos una reunión con el gobernador Alejandro Murat y se comprometió a llevar estas reuniones a cabo. Creo que es la persona indicada para hacerlo, junto con el Presidente, ya que el tema es más delicado y la violencia está resurgiendo en la región Triqui”, señala Fabián Pereda.

Pensamientos Mesinas afirma que el MULT tiene presencia en 23 comunidades, mismas que través de sus asambleas han acordado exigir que la Fiscalía General de la República (FGR) colabore en las investigaciones de  políticos que, sostiene, están detrás de la violencia en la zona y el derrame de sangre entre hermanos; y que también intervenga en dichas pesquisas  la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

El segundo punto en el que coincide es que sean los gobiernos federal y estatal quienes de manera unilateral declaren la mesa de paz en la nación Triqui.

La posición de la Ubisort, en tanto,  es que se aclaren los crímenes ocurridos en la región, de los cuales el MULT responsabiliza a sus militantes, y que el acuerdo de paz se construya a través del consenso y el diálogo informado directamente con las comunidades y sus representantes.

Mientras tanto, la organización advierte que cualquier intento de garantizar la  paz en la zona está detenido o abandonado. Lo cual, aseguran, es preocupante porque los deja en  indefensión y con el temor de, en cualquier momento, sufrir un atentado. 

De acuerdo con el propio gobernador de Oaxaca, se mantienen los esfuerzos por  reestablecer la tranquilidad en la zona, y alcanzar la tan ansiada paz en el territorio de los triquis, como parte de ello, este sábado Murat recibió a dirigentes del MULT, quienes le entregaron su pliego petitorio.

Temas Relacionados
MULT Dirigente asesinados

Comentarios

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo