Autonomía, la única defensa de los pueblos indígenas ante el virus y la discriminación: ONU

Sólo en Oaxaca se contabilizan 19 hablantes de lenguas originarias muertos de Covid-19; suman 241 en todo el país, según el INPI
Autonomía, la única defensa de los pueblos indígenas ante el virus y la discriminación: ONU
Foto: Edwin Hernández
08/06/2020
11:37
Alberto López
Oaxaca
-A +A

Juchitán.— La falta de agua potable y de atención médica, así como la discriminación, condenan a los indígenas hablantes de su lengua materna a enfrentar, con poco éxito y muchas dificultades, la pandemia del coronavirus, coinciden datos gubernamentales y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Irma Pineda Santiago, experta integrante del Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas de la ONU, destaca que cuando más se necesita el agua en las viviendas para protegerse del contagio, más hace falta ese vital líquido en las comunidades indígenas no sólo del país, sino de todo el mundo, derivado de los conflictos políticos y el extractivismo que se apropia de los manantiales y contamina los arroyos.

De acuerdo con el Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas de la ONU, las poblaciones hablantes de su lengua materna no tienen accesos a los servicios médicos, en sus regiones carecen de centros hospitalarios. Cuando acceden a algunos centros de salud, son discriminados por el color de su piel, por usar rebozos o por recurrir a sus prácticas culturales de sanación, señala Pineda Santiago.

Han muerto 241 hablantes de lengua indígena en México. En ese contexto,  según cifras del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), hasta el corte del pasado 2 de junio, en el territorio mexicano se tenía el registro de 241 hablantes de alguna lengua indígena fallecidos y mil 196 contagiados.  Yucatán encabeza la lista con 201 positivos y 35 defunciones.

whatsapp_image_2020-06-08_at_10.47.47.jpeg

Foto: Edwin Hernández

El titular del INPI, Adelfo Regino Montes, destaca  que Oaxaca  tenía, a inicios de la semana, 100 casos positivos de hablantes  y 19 fallecidos. Las defunciones  se concentran en los  Valles Centrales, la Mixteca, la Cuenca  y el Istmo. 

Por el número de contagiados, el estado se ubicaba en el cuarto lugar por debajo de Yucatán, Ciudad de México y el Estado de México, que registraron 133 y 126 contagios, respectivamente. En los lugares quinto, sexto y séptimo se ubican   Chiapas, Quintana Roo y Tabasco.

Con la finalidad de reducir los impactos negativos del Covid-19 entre la población indígena y afromexicana, explica el director  del INPI, esa dependencia publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el pasado 19 de mayo, la Guía para la Atención de Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanas ante la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV-2 (COVID-19).

Dicha guía contempla la traducción y difusión de la pandemia con pertinencia cultural y lingüística, la implementación de medidas con  respeto a la libre determinación y autonomía, estrategias de recuperación económica y social, así como la atención oportuna de los casos sospechosos y a los familiares de los fallecidos.

whatsapp_image_2020-06-08_at_10.50.09.jpeg

Foto: Roselia Chaca

Regino Montes, explica que desde los 111 Centros Coordinadores y las 23 oficinas de representación que tiene el INPI en todo el territorio mexicano, se aplican los lineamientos establecidos en dicho documento.

En la entidad oaxaqueña, precisa, funcionan 23 Centros Coordinadores  que apoyan con la difusión en lenguas indígenas de las medidas para combatir el contagio del Covid-19. 

En el país, añade, operan 22 radios culturales que transmiten en unas 35 a 40 lenguas indígenas todas las acciones orientadas a los cuidados sanitarios que recomiendas las autoridades de salud.

Autonomía, la mejor defensa 

Para la juchiteca Irma Pineda Santiago, integrante del Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas de la ONU, a los pueblos indígenas y afromexicanos no les ha quedado otra opción mas que reclamar su derecho a la autonomía para decidir sus acciones frente a las carencias que enfrentan por la precariedad para acceder a  los servicios médicos y  al agua, que significan cuestiones esenciales.

Los pueblos indígenas  y la población hablante de una lengua materna no cuentan con hospitales ni centros de salud, por lo que,   como parte de sus prácticas culturales de sanación, recurren a sus diagnósticos y remedios tradicionales. 

“Van al médico [los indígenas]  y dicen que su hijo está enfermo porque ‘le hicieron ojo’, es el preludio que se traduce en  un regaño del especialista de la medicina, como parte de la discriminación”, explica Pineda Santiago.

Por esa razón, indica la juchiteca,  pobladores de muchas comunidades oaxaqueñas, que se rigen bajo el sistema normativo o de  usos y costumbres, determinaron cerrar sus accesos y fronteras intercomunitarias a visitantes o mismos paisanos migrantes.

Esto,  como parte de las medidas de defensa frente al Covid-19 e incluso, enviando mensajes orales o impresos en lenguas indígenas. Todo, con la finalidad de cuidarse de la pandemia.

Comentarios