Comunidades indígenas exigen a Semarnat suspender obras de modernización del Tren Transístmico, por falta de consulta ambiental

La modernización de 268 kilómetros de la línea ferroviaria contempla inversiones para este 2020, y el próximo 2021, del orden 4 mil 600 millones de pesos, presupuesto que forma parte del programa gubernamental Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec
Foto: Cortesía
08/11/2020
06:06
Alberto López
Oaxaca
-A +A

Juchitán de Zaragoza.— Representantes de 17 comunidades que pertenecen a cuatro municipios del sur de Oaxaca exigieron a la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat), en una asamblea de autoridades que se realizó en Santa María Petapa, que ordene a la empresa Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) suspender todos los trabajos relacionados con la modernización de las vías del Tren Transístmico que corre de Salina Cruz, Oaxaca a Medias Aguas, Veracruz.

En la denominada Cuarta Asamblea de Autoridades, la primera se realizó en septiembre del año pasado en la comunidad de Piedra, perteneciente al municipio de San Juan Guichicovi, los representantes argumentaron que mientras la Semarnat no concluya la consulta específica sobre el medio ambiente, que fue interrumpida desde marzo de este año por la pandemia de Covid-19, y mientras el FIT no actualice su Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), las obras deben estar suspendidas.

La modernización de 268 kilómetros de la línea ferroviaria contempla inversiones para este 2020, y el próximo 2021, del orden 4 mil 600 millones de pesos, presupuesto que forma parte del programa gubernamental Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec. Hasta ahora la obra sólo registra avances en sus primeros 112 kilómetros, de los tramos que abarcan del puerto de Salina Cruz a El Jordán y de El Jordán hasta La Mata, mientras que en el resto del trazo, los trabajos no han comenzado ante la negativa de las comunidades indígenas, principalmente ayuujk, que se mantienen en resisten contra el megaproyecto. 

El presidente de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni), Dagoberto Toribio Severo, denunció en la reunión que las empresas que ganaron los contratos de cambio de rieles y durmientes están generando problemas en las comunidades de Mogoñé Estación, Paso de las Maravillas y Palomares, al enviar a sus trabajadores a ingresar a las propiedades de los campesinos, sin permiso de ningún tipo.

“A los pobladores de Nuevo Progreso y Palomares, que pertenecen al municipio de Matías Romero, la empresa que ganó la licitación en ese tramo los está dividiendo, porque a los primeros les quiere comprar material pétreo, pero los habitantes de Palomares se oponen al proyecto porque, aseguraron, no han sido informados”.

Los representantes de las 17 comunidades que pertenecen a los municipios de Santa María Petapa, El Barrio de la Soledad, Matías Romero y San Juan Guichicovi, ubicados en la zona norte del Istmo de Tehuanbtepec, reiteraron su rechazo al proyecto de modernización del Tren Transístmico, que recordaron, amaga con el desalojo de miles de familia que con el paso de los años construyeron viviendas, escuelas y panteones en las inmediaciones del Derecho de Vía del tren.

Comentarios