10 de mayo: madres de Oaxaca cambian día de fiesta por lucha y exigencia para encontrar a sus hijos

En Oaxaca se registran 385 casos de personas de las que se desconoce su paradero, de acuerdo con datos de la Comisión Estatal de Búsqueda de Desaparecidos

Martha Pablo busca a su hijo desde el 2019.
Martha Pablo busca a su hijo desde el 2019. Foto: Mario Arturo Martínez
Sociedad 10/05/2022 09:00 Christian Jiménez Actualizada 09:10

Oaxaca de Juárez.– Fue el 10 de mayo de 2019 cuando Martha Pablo Cruz celebró por última vez el Día de las Madres. 12 días después, su hijo Jassiel Vladimir Florián Pablo fue presuntamente secuestrado; desde entonces, Martha lo busca incansablemente.

“No hay nada por celebrar”, sentencia la presidenta de la asociación civil Buscando a los Nuestros, sentada en una jardinera del Parque Labastida, en la ciudad de Oaxaca.

“Hace tres años yo era promotora de la marca Tupperware, era completamente feliz, realizada como madre y como abuela, con mis nietos y viviendo mi vida”.

El 10 de mayo de ese año, recuerda, su hijo la llevó a comer y a cenar; ella se quedó en casa de su hijo y compartió el desayuno con  su nuera y nieto. Feliz de celebrar el Día de las Madres, volvió a casa. “Fue la última vez que vi a mi hijo”, dice con la voz entrecortada.

whatsapp_image_2022-05-10_at_8.51.22_am_1.jpeg
Fotos: Mario Arturo Martíez

Jacciel Vladimir se reincorporó a su trabajo un día antes del 22 de mayo, cuando fue visto por última vez. Trabajaba en Pinotepa Nacional, pero se trasladó a Tlapa de Comonfort, Guerrero, a realizar algunas diligencias.

La esposa de Jacciel recibió las últimas llamadas de su esposo, donde decía que un grupo de hombres, presuntamente policías, le incautaron su automóvil, lo interrogaron y lo soltaron. 

Tiempo después, Jacciel caminó para comprar un celular y comunicarse con su esposa, pero durante la llamada fue interceptado por el grupo de uniformados, quienes se identificaron como integrantes de una célula del crimen organizado.

Martha supo de lo sucedido cinco horas después y acudió a presentar la denuncia; sin embargo, funcionarios de la fiscalía la mandaron a otras oficinas, hasta que después de tres días de insistencia recibió asesoría.

Debido a que los hechos sucedieron en Guerrero, en ese estado se inició la investigación por secuestro. Esos días, recuerda, fueron de desconsuelo y desesperación para ella.

whatsapp_image_2022-05-10_at_8.50.51_am.jpeg

Con la salud deteriorada, insistió a autoridades de ambos estados que por un año no informaron avances sobre el caso. Con sus medios, Martha llevó su caso ante organismos y organizaciones. Así la información empezó a fluir, aunque lenta, reconoce Martha.

Tras las indagaciones, apunta sin dar detalles, todo parece indicar que su hijo continúa con vida; por ello, la suposición mantiene vivas las ganas de encontrarlo.

Una luz en el camino

“Desconocía muchas cosas y nadie quería ayudarme, fue así como en diciembre de 2019 llegué con Sabuesas Guerreras, de Sinaloa, y me uní a ellas”, dice. Fue a través de ese grupo que Martha logró, a casi tres años del secuestro de su hijo, que el caso fuera atraído por la Federación.

Un año después, por diferencias en las perspectivas para la búsqueda de las y los desaparecidos, Martha Pablo y más familiares, la mayoría madres, conformaron Buscando a los Nuestros A. C., que actualmente busca a 15 personas.

Ella quedó al frente del grupo de búsqueda y en él tiene la oportunidad de orientar a otras madres y familiares en sus procesos legales y de búsqueda, pues en el camino para encontrar al menor de sus hijos, ha tomado cursos y capacitaciones.

whatsapp_image_2022-05-10_at_8.51.22_am.jpeg

Buscando a los Nuestros ha arropado casos como el de Zayra Leticia Morales Loyola, quien desapareció el 23 de octubre de 2020,  cerca de su domicilio en Santa María Xochixtlapilco, agencia municipal de Huajuapan de León, en la Mixteca; desde entonces la busca su madre, Leticia Loyola. También se han involucrado en casos recientes como el de la menor Aisha Guzmán Capón, quien fue encontrada en la región de la Costa.

La Comisión Estatal de Búsqueda de Desaparecidos acota que se estiman 385 casos de personas ausentes en Oaxaca. Mientras que la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas y no Localizadas (DNOL), señala que la cifra supera los 500 casos. 

Asimismo, el Centro por los Derechos Humanos y asesoría a los Pueblos Indígenas cuenta 560 personas desaparecidas desde 2017.

El conteo de las personas que están siendo buscadas en Oaxaca se complica, añade, porque las desapariciones se clasifican de diversa manera, como no localización, cuando no hay indicios de que el delito fue cometido por una tercera persona.

“Sea cual sea la situación en la que la ausencia haya sucedido, son personas que hacen falta, que no están y la función de las autoridades es buscarlas”.

En víspera de otro 10 de mayo sin su hijo, Martha Pablo reconoce que la mayoría de las personas que inician búsquedas son madres de familia que han dejado de lado sus vidas para buscar a sus hijas e hijos.

Este 10 de mayo, madres oaxaqueñas marcharán para exigir a las autoridades acciones contundentes para encontrar a sus hijas e hijos; para Martha, el día de fiesta se convirtió en uno de lucha y exigencia.

Comentarios

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo