Pandemia deja ventas de fiestas patrias por los suelos, dicen comerciantes

“La pandemia nos tiene por los suelos. Se vende una banderita de dos pesos, un adorno para el escritorio a lo mucho. Nuestras ventas se desplomaron en más del 90%”, señala Carmen en entrevista con EL UNIVERSAL
Pandemia deja ventas de fiestas patrias por los suelos, dicen comerciantes
Foto: Mario Arturo Martínez
14/09/2020
05:38
Fernando Miranda
Oaxaca
-A +A

Oaxaca de Juárez.- La crisis económica que ha dejado la pandemia de Covid-19 en el estado y todo el país, así como la suspensión de las fiestas patrias como medida preventiva ante la emergencia sanitaria han afectado gravemente los ingresos de los vendedores que se dedican a comerciar adornos con motivos tricolor y banderas, tradicionales en esta época del año para festejar el Grito de Independencia

“La pandemia nos tiene por los suelos. Se vende una banderita de dos pesos, un adorno para el escritorio a lo mucho. Nuestras ventas se desplomaron en más del 90%”, señala Carmen en entrevista con EL UNIVERSAL. 

Carmen no es el verdadero nombre de esta comerciante pero prefiera que no salga su imagen ni su nombre para evitar represalias, aunque insiste que tiene permiso del ayuntamiento. 

El resto del año, Carmen y otros de los comerciantes que en septiembre visten de adornos tricolor sus puestos, se dedican a vender burbujas y otros accesorios para amenizar la tarde de los turistas y familias oaxaqueñas que recorren el zócalo y la Alameda de León. 

Pero cada 1 de septiembre, todos transforman sus negocios para vender adornos patrios. Otros años, recuerda, la venta de bigotes, banderas de todos tamaños, adornos y artículos para los niños que participan en los desfiles escolares consistían sus mayores ventas, pero este año apenas y le compran adornitos de escritorio y banderitas para el retrovisor de los vehículos.

whatsapp_image_2020-09-14_at_17.25.35.jpeg

Foto: Fernando Miranda

Lo anterior porque por un decreto emitido el 30 de agosto por el gobernador Alejandro Murat, en el contexto del riesgo de contagio del nuevo coronavirus, se determinó que todos los festejos patrios masivos serían cancelados, incluido el Desfile Cívico-Militar, mientras que la ceremonia del Grito de Independencia se realizará a puerta cerrada. Esta medida, pidió el mandatario, deberá ser replicada en los 570 municipios del estado

Ayer, en su mensaje para anunciar que Oaxaca regresa a semáforo de riesgo naranja ante el aumento de contagios, el mandatario invitó a los oaxaqueños a conmemorar la Independencia de México de una forma distinta: usando cubrebocas. 

“En este Mes Patrio, quiero hacer una reflexión con ustedes, decirles que cuidar de nuestra salud es una excelente manera de demostrar nuestro amor por México, porque cuidando de nuestra salud y la de los demás, ayudamos a que México sea un país cada vez más próspero”, afirmó en su video. 

Y agregó que para evitar contagios por aglomeraciones de personas, la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión (Cortv) transmitirá un programa especial, para que desde casa se pueda seguir la ceremonia protocolaria del Grito de Independencia. 

“Ahora la economía está por los suelos. No hay venta. La pandemia nos pegó muchísimo, pero al mes seguimos de pie”, cuenta Carmen sobre esta decisión, pero consciente de los casi 15 mil contagios y las mil 359 muertes por Covid-19 que registra el estado. 

whatsapp_image_2020-09-14_at_17.25.34.jpeg

Foto: Edwin Hernández

Pese a la situación crítica que vive el comercio en la principal plaza de la capital, la vendedora señala que las autoridades del gobierno municipal de Oaxaca de Juárez no les perdonaron el pago del permiso por uso de suelo. Así que el primer día que cambio de giro y montó su puesto patrio, los inspectores llegaron a recordarle que no había pagado los 2 mil pesos por el uso del suelo. 

“No perdonaron el pago por el permiso. Son 2 mil pesos por 15 días, y ni eso nos condonaron. Ya ni hablar de apoyos para los comerciantes”, denuncia. 

Es por eso, considera, que este año la alameda y el zócalo lucen casi vacíos, y hay muy pocos comercios vendiendo este tipo de adornos, pues cree que muchos no pudieron juntar para pagar el permiso. 

“En mi caso no sé si quiera si voy a sacar lo de la inversión y el pago del permiso. Ya es 14 y llevo una tercera parte más o menos. Estamos vendiendo el 10% de lo que se vendía el año pasado” lamenta mientras una fuerte lluvia la obliga a recoger su mercancía mucho antes de lo que tenía contemplado.

Comentarios