Las reuniones familiares son el nuevo foco rojo en aumento de contagios de Covid-19 en Oaxaca

Los Servicios de Salud advierten que aunque la gente ya no acude a grandes eventos con aglomeraciones de personas, en en entornos más cercanos, con 5 o 10 personas, se relajan las medidas

Las reuniones familiares son el nuevo foco rojo en aumento de contagios de Covid-19 en Oaxaca
Foto: Edwin Hernández
Sociedad 19/10/2020 15:11 Fernando Miranda Oaxaca Actualizada 15:11

Oaxaca de Juárez.— Un día antes de que Oaxaca celebrara el Grito de la Independencia, esa festividad mexicana que conmemora el inicio de la gesta para liberarse del yugo español, la pandemia de Covid-19, que para entonces sumaba siete meses en territorio estatal, se encontraba en su punto más bajo. 

Habían pasado unas cinco semanas luego de que la entidad alcanzó el infierno: el pico de contagios diarios y oaxaqueños hospitalizados, que oscilaban entre 370 y hasta más de 400, que llevó al estado a retornar a semáforo rojo, y que se registró entre la última semana de julio y la primera de agosto. 

Por entonces, antes de las fiestas patrias, ya había menos de 200 personas hospitalizadas al día y el gobierno estatal celebraba los buenos resultados obtenidos con la implementación del Reto “40 días x Oaxaca”, que disminuyó hasta en 23% los contagios, según informó el gobernador Alejandro Murat. Pero la curva de descenso no se mantuvo. 

De acuerdo con información de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), 15 días después de las fiestas patrias, tras estar en números tranquilos, los números de contagios y hospitalizaciones comenzaron a dispararse otra vez, por lo que a partir del 1 de octubre, en Oaxaca se observa un repunte de la pandemia.

“Estamos regresando a números que ya no veíamos, con entre 220 y 250 personas hospitalizadas, cuando ya habíamos llegado a menos de 200. El tema fue el Grito del 15 de septiembre, pues a partir  del 1 de octubre comienza a observarse el repunte”, explica Juan Carlos Márquez Heine, subdirector general de los SSO.

whatsapp_image_2020-10-19_at_14.59.13.jpeg

Foto: Edwin Hernández

En entrevista con EL UNIVERSAL, el funcionario detalla que tras analizar lo ocurrido, se puede concluir que se replicó lo que Oaxaca ya había vivido con festividades como el Día del Niño, o el Día de la Madre, cuando la población relaja las medidas sanitarias y abandona la disminución de la movilidad, lo que se traduce en una receta infalible para un repunte de contagios. 

“Nosotros como autoridades pedimos a la población que se abstuvieran de festejos, cancelamos eventos oficiales, pero se echó el grito en casa,  y se celebró la noche mexicana. ¿Qué hemos aprendido? Que la gente ya no va tanto a aglomeraciones, pero baja la guardia en reuniones familiares”, detalla. 

A partir de los análisis epidemiológicos tras los repuntes de contagios y el aprendizaje que han dejado todos estos meses de pandemia, Márquez Heine advierte que en este punto el nuevo foco de riesgo para Oaxaca es precisamente ese, las reuniones familiares pues en ellas se relajan de manera importante las medidas sanitarias como el uso de cubrebocas y el distanciamiento social. 

“Ya ni siquiera es la fiesta grandota, de 20 o 50 personas, son las reuniones de 5 o 10 personas, por que se relajan de manera importante las medidas, pensamos que no pasa nada. Ahí es donde hemos encontrado a los pacientes cero nuevamente”, señala. 

Este fenómeno, abunda, se complejiza aún más por la característica migrante de la población en Oaxaca, que retorna precisamente para las fechas festivas al estado desde otras ciudades o incluo desde EU, y que tienen contacto con sus familiares, sin saber si pueden ser portadores asintomáticos del virus. 

“Creen que al ser sólo el núcleo familiar, ser unas cuatro personas, tíos o primos, se pueden olvidar de las medidas, quitarse el cubrebocas. Es ahí donde vemos los aumentos de pacientes respiratorios”, señala. 

Lo anterior representa un riesgo ante la cercanía del 2 de noviembre y las fiestas a los muertos, que forman parte de la tradición en todo el territorio estatal. Ante ello, el subdirector de los Servicios de Salud de Oaxaca llama a evitar reuniones y aglomeraciones en panteones, así como mantener la sana distancia y el uso correcto del cubrebocas. 

“Lo ideal es que no acudamos a reuniones ni a los o panteones. Hagamos una inversión en nuestra salud este año, para que el próximo podemos visitar a nuestros familiares, y no seamos a los que vayan a ir a visitar. Pero de que hagan una reunión en casa, prefiero que vayan al panteón, que al menos es un espacio abierto”. 

Un columpio 

whatsapp_image_2020-10-19_at_14.59.14_1.jpeg

Foto: Edwin Hernández

A siete meses de iniciada la pandemia en Oaxaca, Juan Carlos Márquez Heine reconoce que el comportamiento en Oaxaca ha sido “como un columpio”, pues nunca se han llegado a cero contagios o defunciones, por lo que más que un rebrote, explica que la entidad lo que ha vivido son constantes repuntes de casos. 

Ejemplo de ello es que una semana después de retornar a naranja en el semáforo de riesgo epidemiológico, la entidad registraba 821 casos activos hasta este viernes, casi el doble de los 438 que se reportaban antes de que Oaxaca regresará a rojo, el 20 de julio pasado. 

Pese a ello Márquez Heine señala que en el estado nunca se ha llegado a una saturación hospitalaria crítica, y tampoco se ha regresado al umbral de las 370 a 400 personas hospitalizadas al día. Estos meses, agrega, han dejado aprendizajes en el manejo de la emergencia y el más importante de ellos es que se necesita de la ayuda de la gente para contener el virus. 

“Cuando la población nos ayuda nos va excelente, el reto 40 días de usar cubrebocas hubo una franca disminución de pacientes. Antes algunos municipios no hacían caso respecto a sus fiestas patronales, era discutir con los ediles, pero ahoran están mucho más receptivos para tomar las medidas adecuadas”. 

Ante ello, el funcionario señala que tendrá que esperar a que el número de contagios refleje si la población siguió las recomendaciones en las próximas festividades o si la entidad tendrá que volver a rojo y, de ser necesario, regresar al confinamiento total. “Se verá el 15 de noviembre”, advierte.

Temas Relacionados
Casos de Covid-19 en Oaxaca

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo