Quedarse en casa, lujo que 1.5 millones de oaxaqueños en la informalidad no se puede dar

Sociedad 31/03/2020 12:28 Juan Carlos Zavala Oaxaca Actualizada 19:45

En 2019, más del 80.5% de la población ocupada en el estado se encontraba dentro del empleo informal en todas sus modalidades

En 2019, más del 80.5% de la población ocupada en el estado se encontraba dentro del empleo informal en todas sus modalidades. Foto: Edwin Hernández

Por sus condiciones de informalidad, la mayoría de los comerciantes viajan de otras comunidades a vender sus productos a la capital. Foto: Edwin Hernández

En los puestos ambulantes se venden tacos de barbacoa, quesadillas y chiles rellenos; así como productos propios de las comunidades. Foto: Edwin Hernández

Oaxaca—. "Aunque dé miedo, padre. Para comer es lo jodido. Nosotros somos grandes y pues aguantamos, pero los chamacos tienen que comer”, dice Emilia Hernández, una mujer de 78 años que todos los días viaja desde Tlacolula de Matamoros a la ciudad de Oaxaca para vender sus tlayudas.

En su casa viven cinco personas: ella, su hija, su yerno y sus dos nietos. Lo que vende le permite llevar a su hogar algo de tomate, chile y otros alimentos para el consumo diario. Por ello, afirma, no puede quedarse en casa para evitar contagiarse de coronavirus, como han recomendado autoridades federales.

Emilia está en el rango de edad en la que es mayor el riesgo de morir por esta nueva enfermedad, pero, aunque no desestima las recomendaciones, su preocupación actual es el incremento en el maíz, materia prima con la que elabora sus tlayudas; así como  el costo del huevo, cuyo precio supera los 70 pesos la caja con 30 piezas.

En el cuarto trimestre de 2019, un total de 1.5 millones de oaxaqueños se encontraba dentro del empleo informal en todas sus modalidades, lo que representa  80.5% de la población ocupada en el estado, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Número de personas que, por sus condiciones laborales, deben buscar la forma de continuar con su trabajo, pese a que se ha recomendado mantenerse en los hogares a causa de la pandemia: 1.5 millones de oaxaqueños que son considerados vulnerables porque trabajan sin la protección de la seguridad social.

La tasa de condiciones críticas de ocupación también se incrementó durante este periodo en Oaxaca, al pasar de 23.5%  de personas a 25.4%. Estas condiciones incluyen a personas que trabajan menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a su decisión, más las que trabajan más de 35 horas con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y las que laboran más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos.

 “A voluntad de Dios”.

Todos los días a las cinco de la mañana Zoila López Meneses y su familia se levantan para preparar en su casa, ubicada en  La Trinidad Zaachila, los alimentos que venderán a partir de las seis de la mañana en la Central de Abastos de la ciudad de Oaxaca.

Desde hace 17 años cuenta con un puesto ambulante en el que vende tacos de barbacoa, quesadillas y chiles rellenos, y del que dependen 11 integrantes de su familia. También, de éste  dependen los ingresos de tres madres solteras, una de ellas con tres hijos.

Te puede interesar: Ante el coronavirus, realizan tareas de limpieza en la Central de Abastos

“Estamos a la voluntad de Dios, decimos que si Dios no lo permite no va a pasar nada. Y no podemos meternos nada más y decir que no pasa nada, tenemos que trabajar. Esa es la mentalidad que tenemos que trabajar porque, para nosotros, el día que no se trabaja no se come, por poco que gastes, pero diario se gasta”, expresa ante la recomendación de quedarse en casa por la pandemia del Covid-19.

Más de la mitad de los ingresos diarios en el negocio, Zoila los tiene que invertir en surtirse para las ventas del día siguiente, sin incluir el pago de 200 pesos diarios a las tres mujeres que laboran con ella.

“Las trabajadoras ganan 200 pesos al día, de ahí les tiene que salir para su pasaje, en el que  invierten como 50 pesos y les quedan 150. No les puedo pagar más porque no tenemos y pagarles menos sería muy miserable de nuestra parte, porque entran a trabajar a las siete y se van a las cuatro o cinco de la tarde”, explica Zoila.

Pero actualmente dos de sus trabajadoras están en sus casas. A partir del pasado  19 de marzo, cuando la información y las recomendaciones por la pandemia se intensificaron, las ventas han bajado hasta  50% y “para qué las tengo acá si no hay ventas”, lamenta.

Por el momento, dice, la indicación de sus dirigentes es que van a seguir trabajando y lo que se ha recomendado es mantener limpio con cloro y que haya gel antibacterial para los clientes.

Ayer, el gobierno de México decretó Emergencia Sanitaria, lo que implica que el aislamiento en los hogares para mitigar la propagación del coronavirus debe extenderse hasta el 30 de abril, a excepción de las actividades esenciales. Lo anterior al rebasar el país lo mil 94 contagios y las 28 muertes. 

Oaxaca registró este domingo la primera muerte de un paciente de Covid-19, un hombre de los Valles Centrales de 44 años, cuya situación se agravó por padecimientos anteriores como diabetes mellitus y males renales. Los contagios continúan en 14. 

“Si ya nos dicen que es oficial no se va a trabajar, lo único que quedaría es comprar lo necesario que es arroz, azúcar, aceite. Como somos gente de pueblo, allá hay maíz y tortillas. Una vez que se pare y nos diga la policía o alguien así, que no vamos a poder pasar para vender, pues nos vamos a tener que regresar”, dice Zoila.

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo