“La feria de lxs que hacen libros”, nace en Oaxaca espacio de resistencia para editoriales independientes

Organizadas en grupo, 14 editoriales independientes se sumaron para conformar esta feria del libro, impulsada por el Día del Libro, y que se realizará en el cine Gozona el 23 y 24 de abril en la capital oaxaqueña

“La feria de lxs que hacen libros”, nace en Oaxaca espacio  de resistencia para editoriales independientes
Fotos: Cortesía
Sociedad 23/04/2021 09:46 Christian Jiménez Actualizada 10:24

Oaxaca de Juárez.– Aunque desde hace más de un año la pandemia paralizó las actividades culturales como la Feria del Libro, Oaxaca se ha convertido  en tierra fértil para casas editoriales que apuestan por propuestas distintas, desde trincheras pequeñas.

Organizadas en grupo, 14 editoriales independientes se sumaron para conformar “La feria de lxs que hacen libros”, impulsada por el Día del Libro, y que  se realizará en el cine Gozona el  23 y 24 de abril en la capital oaxaqueña.

Lord Svarti, de Svarti Ediciones, explica a EL UNIVERSAL que este proyecto inició en Cuernavaca, Morelos, hace seis años, después se mudó a la capital del país y actualmente está establecido en la ciudad de  Oaxaca, impulsando la realización de la feria y propiciando un espacio para los libros independientes.

“Hace un año se cancelaron las actividades del Día del Libro y este año no queríamos quedarnos sin hacer nada en esa fecha, para ello, nos organizamos para generar un espacio en el que converjan distintas editoriales”, detalla.

libros_1.jpg

Lord Svarti y Eréndira Aragón, se sumaron a la idea de crear iniciativas que puedan paliar los golpes de la pandemia en el sector editorial, pues lamentan que durante la emergencia sanitaria, la cultura ha quedado en un segundo plano.

“Los números de pérdidas editoriales se estiman en un 42% de baja en países como México”, señala Lord Svarti, quien asegura que los efectos de la pandemia impactaron con más fuerza a los editores independientes, pues sin  las  ferias públicas, perdieron una   forma eficaz para difundir su trabajo.

Esto es grave, explica, porque durante los primeros años de existencia de las editoriales independientes hacer dinero no es viable, por lo que la labor se centra en la interpretación y uso de los textos y los libros.

Sin embargo, acusa que aún en espacios como la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), las editoriales independientes están relegadas a un pasillo. Mientras que otras casas editoriales con infraestructura y poder económico, acaparan espacios.

Pero ni la pandemia ni que los mexicanos leen un libro al año desalienta  a estos sellos,  pues afirman que  la gente sí lee y es con  contenidos diversos y desde  nuevas propuestas, cuyos tirajes alcanzan poco más de un centenar de libros, donde se fomentan nuevos lectores.

“Se trata de libros, textos o manifiestos que buscan traer temas a la mesa que se habían perdido o que para las grandes compañías no significan una gran ganancia económica, sino un objeto de arte que puede recrear”, expone Svarti.

“Las ferias de libro y eventos son una actividad muy importante para las editoras independientes, por lo que la pandemia obligó sólo a distribuir textos por correo. Ésta será la primera vez que muchos proyectos oaxaqueños tendrán un espacio físico para exhibir sus trabajos”, detalla.

Los expositores convocados en esta ocasión incluyen a Casa de los fuegos, Editora T-error, Editorial lío, Erandi Adame, Esto es un Libro, Endosando ideas, Fusilemos la noche, Magma, Matanga, Miston, Mutaciones, Polvoh Press, Svarti ediciones y 666 Histerismo Crítico.

libros_2.jpg

Lord Svarti profundiza, como ejemplo, que Editora T-Error surgió recientemente en Oaxaca y está dedicada a los textos feministas. Fusilemos la noche, por su parte, se dedica a crear propuestas que no sólo tienen textos, sino también fotolibros y otro tipo de contenidos.La gran mayoría de las casas editoriales expositoras están establecidas en la ciudad de Oaxaca y están colaborando para abrir espacios para creadores y escritores. 

La cuarta ola 

Según Lord Svarti, ésta es la cuarta ola de editoriales independientes en México, movimiento que tomó fuerza en la década de los 90. para romper con las narrativas tradicionales de los libros que se publicaban en el país.

Hoy, hay cabida para textos que nacen desde el arte o el feminismo, apunta.  Muchos de estos proyectos son autogestivos y su venta posibilita la existencia de nuevas ediciones.

libros_4.jpg

Fue a partir de 2010, detalla, cuando comienzan a surgir editoriales que reconocen al libro como un objeto vivo. “Desde entonces se crearon, por ejemplo, libros que parecen sombreros o bufandas, para romper con la estructura tradicional”, señala.

Si bien la feria surgió a partir de la pandemia, los creadores editoriales pretenden que exista un espacio como “La feria de lxs que hacen libros” que pueda perdurar a la emergencia sanitaria y donde tengan cabida las propuestas independientes.

Aunque Oaxaca está en verde en el semáforo epidemiológico de riesgo ante Covid-19, la feria se realizará en apego a las medidas sanitarias para evitar la propagación del nuevo coronavirus. Mientras que el aforo tanto para el público, como para los expositores, será limitado, por lo que sólo 9 casas editoriales tendrán espacios físicos.

Temas Relacionados
Día del Libro Oaxaca

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo