Pueblos triquis de Oaxaca resisten pandemia con el kuaá já, un baño de hierbas en el temazcal

El uso del kuaá já o temazcal es una práctica común en los pueblos triquis; las mujeres lo usan una vez a la semana o cada 15 días

Pueblos triquis de Oaxaca resisten pandemia con el kuaá já, un baño de hierbas en el temazcal
Foto: Juana García
Sociedad 24/08/2021 12:34 Juana García Oaxaca Actualizada 14:50

San Juan Copala.—El olor a hierbas se impregna sobre la piel y los males convertidos en sudor salen por cada poro del cuerpo de las mujeres triquis mientras permanecen en el kuaá já, como se llama al baño de vapor o temazcal en la lengua triqui.

El uso del kuaá já es una práctica común en los pueblos triquis; las mujeres lo usan una vez a la semana o cada 15  días. 

Si hay un enfermo, el baño se realiza  durante varios días hasta que sane el doliente.

“Cuando a los jóvenes les da pena bañarse en el temazcal, las abuelas les dicen que el temazcal es como una olla de tamales: rico y delicioso”, cuenta Elia Ortiz, habitante de San Juan Copala, municipio de Santiago Juxtlahuaca, región Mixteca.

El kuaá já también tiene un valor espiritual para las personas. “Es como una fusión entre la naturaleza y el hombre, por eso debemos  hacerlo con mucho respeto y fe. Pedirle al de allá arriba que nos cure, porque él es dueño de todo lo que existe”, dice.

Lee también: Oaxaca enfrenta al menos 13 brotes comunitarios de Covid-19 en 6 regiones: Servicios de Salud

temazcal_oaxaca_triquis_2.jpeg

Foto: Juana García

Sonia y su amiga Elia se levantaron desde muy temprano para alistar su baño, las acompaña doña María Marcelina Pérez, suegra de Sonia, quien tiene cerca de 65 años.

Prenden el horno con leños, mientras un vecino va al bosque por hojas de liquidámbar, a las que le atribuyen efectos curativos, y hojas de platanares,  que sirven de tapete en el horno.

Cuando el fuego consume la leña, el baño, construido de ladrillos, piedras y cemento, está listo para usarse.

Antes de ingresar al horno, las mujeres se alistan con sus huipiles. Afuera del temazcal, entre risas, conversan quién será la primera en entrar, determinan que será María Marcelina porque es la mayor. 

Entre tanto, amarran por manojo las hojas del liquidámbar traído del bosque. Adentro del horno, colocan una cubeta con agua cerca de las piedras que se calentaron con el fuego de los leños; extienden las hojas del platanar sobre el piso y cubren la entrada con una cobija y un petate. Finalmente, se quitan la ropa, sólo las cubre su huipil rojo.

Marcelina, se acerca a la puerta del horno, en presencia de sus nietos y los de su vecina, se quita su huipil sin pena alguna.

“Esto es muy común”, dice, con una mueca. Entra al baño y se escuchan los jicarazos de agua en el fuego. Enseguida, se oyen los golpeteos del montón de hojas contra la piel. 

El olor a hiervas comienza a impregnar todo el lugar, mientras que Sonia y Elia, continúan en la charla, y se preguntan que si no falta nada antes de ocuparse.

Una por una,  entran por intervalos de 10 a 15 minutos. “Pues a como uno aguante. Cuando alguien está muy enfermo, el cuerpo tarda en calentarse, así que se toma un poco más de tiempo”, explica   Elia, envuelta en su huipil y bañada en sudor.

El kuaá já dura hasta que las piedras se enfríen. En esta ocasión fueron más de seis horas, con un espacio de 30 minutos  para comer  tamales de res, tradicionales en las comunidades triquis.

“Las piedras deben regresar a su estado normal, es decir, tienen que quedar totalmente frías, de lo contrario, se romperán pronto y el horno no durará mucho”, explica la mujer se más edad. 

Un baño curativo

temazcal_oaxaca_triquis_1.jpeg

Foto: Juana García

En cada uno de los hogares triquis existe un kuaá já para curar males y dolencias, principalmente las mujeres después del parto. En los últimos meses, esta práctica ha ayudado a prevenir el coronavirus, aseguran las mujeres.

“Muchas personas aún no creen en la enfermedad, porque nadie se ha muerto de eso. Tampoco hemos visto que las personas se enfermen de eso, aunque  igual y sí, pero todos se han curado”, dice Verónica.

Ante la tercera ola de Covid, en México se registran más de 246 mil muertes causadas por el virus. Mientras que en la región triqui las autoridades comunitarias de San Juan Copala no han reportado ningún fallecimiento por esta causa.

A la fecha, la oficialía del Registro Civil de Santiago Juxtlahuaca no tiene registrados decesos a causa de coronavirus en las más de 20 comunidades triquis del municipio, señala Manuel A. Urrutia Sánchez, titular de la dependencia.

Lee también: Reporta Oaxaca 131 nuevos casos de Covid-19; hay 2 mil 131 activos en 184 municipios

Pese a ello, la amenaza del virus se cierne también sobre estas localidades y apenas este domingo, las autoridades comunitarias decidieron decretar el confinamiento para todos los pobladores, ante la sospecha de que la enfermedad los haya alcanzado ya. 

Las mujeres de La Sabana y San Juan Copala narran que, ante la pandemia, han reforzado las medidas de prevención mediante baños de temazcal con hierbas y tés.

“Por acá, las personas mueren por balazos y no por Covid”, bromea una de las mujeres. Se trata del mismo municipio del que fueron desplazadas con violencia 143 familias triquis en diciembre de 2020.

La autoridad de La Sabana dice que nadie ha muerto por  Covid-19 y aunque algunos se han enfermado, sólo ha sido de un resfriado, como una gripe. Las personas tampoco se han vacunado porque las autoridades de salud federales no les han dado información ni avisado sobre las jornadas de aplicación. 

En las comunidades triquis toda la familia hace uso del baño de vapor, tanto hombres como niños, sobre todo si buscan la sanación de alguna dolencia. O quieren preveir alguna enfermedad. 

“La semana pasada, tuve fiebre y gripa, me sentía  muy cansada, pensé que me había contagiado del virus, pero preparé mi baño y ahí me la pasé por dos días. Ahora sólo tengo un poco de escurrimiento nasal”, cuenta Verónica, sentada en la puerta del kuaá já, mientras espera su turno para entrar al vapor que, dicen, cura todos los males.

Comentarios

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo