La violencia se ensaña ahora con el magisterio

En 11 meses han sido asesinados 8 docentes en Oaxaca, 6 de ellos eran integrantes de la Sección 22 y tenían un cargo sindical
15/05/2019
10:00
Lizbeth Flores
Oaxaca de Juárez, Oax.-
-A +A

Como cada mañana, Félix Crescencio Cruz Ruiz salió de su casa para dirigirse al plantel del Instituto de Estudios de Bachillerato del Estado de Oaxaca (IEBO) en la comunidad de San Miguel Copala, donde se desempeñaba como director. Pero nunca llegó: fue asesinado  a balazos sobre un camino de terracería.

Su muerte refleja que el aumento de la violencia también alcanzó a los maestros de educación básica y media superior. En este 2019, seis profesores han sido asesinados en Oaxaca, más de uno al mes; en 2018 fueron dos los crímenes. 

En total, en los últimos 11 meses son ocho los docentes que han sido asesinados, seis eran profesores de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quienes además desempeñaban un cargo sindical.

Según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el primer trimestre de 2019 en Oaxaca se registró una reducción de 16% en homicidios dolosos, en comparación con  2018, al pasar de 294 crímenes  a 247 en el mismo periodo de ese año.

No obstante,  para el magisterio la violencia ha cobrado más víctimas de su gremio  este año. Para la dirigencia de la Sección 22 del SNTE, el homicidio de profesores es una evidencia del incremento de la violencia, pero considera que no se trata de hechos aislados, sobre todo por los cargos sindicales que tenían.

Los maestros asesinados, dice el vocero Wilbert Santiago Valdivieso, eran luchadores sociales que además de  impartir clases también participaban activamente en la defensa de los derechos humanos y  de las comunidades.

Las víctimas

De los 983 homicidios dolosos que se cometieron en Oaxaca en 2018, dos víctimas eran maestros. El 9 de julio, Pedro Guillermo Calixto, dirigente regional de la Sección 22, fue ultimado en San Juan Guichicovi, en el Istmo. Era profesor de primaria y secretario General de la zona 221 del sindicato.

Tres meses después, el 22 octubre de 2018, la docente María de la Luz Ruiz Cruz, también  de la Sección 22, desapareció y seis días después fue hallada muerta en un paraje  de los Valles Centrales con huellas de estrangulamiento. Era coordinadora delegacional político-organizativo de la D-II-44.

De las seis víctimas de este 2019,  la primera se registró  el 21 de enero. La profesora Guadalupe, de 41 años, fue asesinada a balazos en Tuxtepec, en la Cuenca del Papaloapan.  Un mes después, el 21 de febrero, dos directivos afiliados a la Sección 22 fueron ultimados a balazos en  la Costa. El mismo día pero distintos hechos.

 En el primer caso se trató del director de la Escuela Secundaria Técnica 231, perteneciente a la delegación sindical D-II-37, Héctor Hernández Pérez, quien fue asesinado a balazos cuando conducía  rumbo a su centro de trabajo en  Huatulco.

Horas más tarde,  Guadalupe Cruz Vásquez, director de la primaria Benito Juárez de San Andrés Huaxpaltepec, fue ultimado con un arma de fuego frente a los alumnos, en la explanada principal del plantel que dirigía. Era integrante del Comité Ejecutivo de la Delegación D-I-346.

El 17 de marzo otro integrante de este gremio fue baleado en  Juchitán, en el Istmo. Se trató de Jorge Piñón López, docente del nivel de Telesecundarias de la delegación sindical D-II-160.

El 2 de mayo,    Telésforo Santiago Enríquez,  profesor jubilado de la Sección 22 fue asesinado a balazos en San Agustín Loxicha, cuando se dirigía a conducir el noticiero vespertino en la radio El Cafetal,  en este municipio de la Sierra Sur. Luego, el 6 de mayo asesinaron  a Félix  Cruz,  director del IEBO  en San Miguel Copala.

Comentarios