Se encuentra usted aquí

De la tragedia a la solidaridad

Los mexicanos, como hace 32 años, mostraron su rostro solidario y salieron a las calles a ayudar a sus vecinos, a sumar su esfuerzo físico o económico desinteresadamente
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
21/12/2017
10:10
Concepción Peralta
-A +A

Concluye este año con una gran herida para miles de mexicanos que sufrieron los daños de dos poderosos terremotos en su persona y en su patrimonio. Este 2017 quedarán marcados en la historia del país por dos sismos de alta magnitud en un mes, uno de 8.2 grados y otro de 7.1 grados.

Los mexicanos, como hace 32 años, mostraron su rostro solidario y salieron a las calles a ayudar a sus vecinos, a sumar su esfuerzo físico o económico desinteresadamente.

Ahora viene el reto de la reconstrucción, que es un asunto de fondos públicos y privados, y que deben llegar a los damnificados.

Pueblos como Juchitán, Oaxaca, perdieron el patrimonio de dos o tres generaciones en unos cuantos minutos y merecen resurgir con toda su riqueza.

Toca a los políticos del país comportarse a la altura, transparentar y entregar cuentas de los recursos que entregaron los mexicanos, organismos privados e internacionales.

Esto en un año electoral se antoja propicio para el lucro político y la corrupción. Ante el derroche de dinero que se hace en campañas, están enfrente los miles de damnificados en los estados más pobres como Chiapas, Oaxaca y Guerrero, que se suman a todas las necesidades que tiene el país.

Los mexicanos pasamos la prueba de la emergencia. Ahora debemos observar y demandar a los gobernantes, con la misma altura, que el país se levante.