Cuando la paz se vuelve licenciatura

En Morelos, el Instituto de Estudios Superiores para la Paz imparte una carrera enfocada a la mediación, única en su tipo en México

Foto: Archivo EL UNIVERSAL
Estados 21/01/2020 12:00 Justino Miranda / Corresponsal Cuernavaca, Morelos Actualizada 12:02

En 2011 el escritor Javier Sicilia marchó a la Ciudad de México en busca de justicia por el homicidio de su hijo y seis de sus amigos a manos del crimen organizado; ahora alista una nueva caminata el próximo 23 de enero para encontrarse con el presidente Andrés Manuel López Obrador y pedirle reorientar su política de seguridad para encontrar la paz en el país.

Sus esfuerzos no son los únicos en Morelos, pues José Antonio Sandoval Tajonar, un exsacerdote católico, quien actualmente es director general de la Fundación Don Bosco, ha compartido esa inquietud por la pacificación y ha ido más allá con la formación de licenciados en Mediación y Construcción de la Paz, una carrera única en el país y de reciente creación.

La carrera, dice Sandoval Tajonar, tiene su base en una larga experiencia en el estudio de los fenómenos delictivos desde su surgimiento en el estado en 2008, cuando se presentaron los casos más cruentos en la entidad, durante el segundo periodo de gobierno del PAN.

La licenciatura en Mediación y Construcción de la Paz se imparte en el Instituto de Estudios Superiores para la Paz y el Desarrollo, en el municipio de Emiliano Zapata, en el sur de Cuernavaca, donde además se cursan las  licenciaturas en Educación e Intervención Comunitaria, y Derecho, también se dan talleres y diplomados de temas de inclusión, aceptación y mediación, entre otros.

De la primera generación se graduaron ocho alumnos en septiembre pasado; actualmente cuentan con 24 alumnos que cursan la licenciatura.


Constructores de la paz

En 2010 la Fundación Don Bosco inició un proyecto denominado Instituto para la Paz, en el que, a través de intervenciones en las escuelas, se desarrollaron talleres, charlas y pactos de paz en más de 300 instituciones educativas desde nivel básico hasta superior. Durante este proyecto se logró trabajar con más de 300 mil personas, consolidando un modelo de prevención de las violencias denominado Comunidades Educativas Libres de Violencia.

Posteriormente, en 2014, surgió el proyecto del Instituto de Estudios Superiores para la Paz y el Desarrollo, gracias al Consejo de la Fundación para dar una respuesta al contexto de violencia, inseguridad, impunidad y desigualdad que prevalece en el país y en la región.

Ese año, la Fundación Don Bosco, a través del instituto, ofertó la primera edición del diplomado para la Paz y así comenzó a generar distintos productos como cursos y talleres, pero además fue cuando se decidió preparar profesionales en el tema de “construcción de la paz” y obtuvieron el Registro de Validez Oficial. Hace unos meses egresó la primera generación de licenciados en Mediación y Construcción de Paz.

m2_2.jpg
Foto: Archivo EL UNIVERSAL

La característica de la licenciatura, explica el padre Toño, es que tiene fases importantes porque la paz no sólo está ligada a la fuerza pública, sino a una imagen de la paz desde otras condiciones, como el respeto a los derechos humanos, el desarrollo integral y sustentable, la generación de una cultura distinta y una serie de cuestiones que están ligadas a estos procesos.

Para ello, entre las materias que se imparten en los ocho semestres de la carrera están disciplinas relacionadas con los derechos humanos y se complementan con asignaturas como: Historia de las teorías de paz, Ética, taller de Primeros auxilios, Educación para la paz, Antropología cultural, Sicología del conflicto, y Teoría y técnicas de la mediación y la negociación, entre otras.

Sandoval Tajonar adelanta que también diseñaron una especialidad en Mediación y Transformación Positiva de Conflictos, y en agosto próximo abrirán una maestría en Construcción de Paz.

“En el Instituto de Estudios Superiores para la Paz y el Desarrollo generamos estos productos académicos que tratamos de ofertarlos a la sociedad pensando en la necesidad de formar profesionales con una visión distinta en la línea de la construcción de un país en momentos muy álgidos que permitan vivir en paz y armonía”, afirma el padre Toño.

La licenciatura en Mediación y Construcción de Paz es la primera en su tipo en el país y en la página del instituto es descrita como “una apuesta por formar hombres y mujeres para que, a través de un trabajo académico y comunitario, respondan a la situación de violencia que enfrenta el país”.

Esta carrera se imparte en el Instituto de Estudios Superiores para la Paz y el Desarrollo, en el municipio de Emiliano Zapata.

Como opciones de campo de trabajo, el instituto explica que como profesionales pueden desarrollarse en instituciones públicas, organismos autónomos y organizaciones de la sociedad civil comprometidas con la defensa de los derechos humanos, la mediación y la resolución de conflictos.

A nivel internacional, los estudiantes se pueden desempeñar en las Naciones Unidas y otras instancias transnacionales coordinando proyectos de paz y la tutela de los estándares de seguridad humana.

El estudio del fenómeno social le permitió al padre Toño ser invitado en 2018 por el equipo de transición del entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para coordinar la Consulta por la Pacificación y Reconciliación del país.

“Hoy, hay una campaña interesante que se llama Juntos por la Paz, pero no logro identificar que haya bajado a escuelas como tal; se trata de saber cómo nos acercamos al fenómeno de la drogadicción, pero más que como un asunto de salud pública”, considera

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo