A un año, no cesa exigencia de Justicia para Sol

La madre de la joven asesinada el 2 de junio de 2018, exige que el caso sea atraído por la Fiscalía Federal
Foto: Edwin Hernández / EL UNIVERSAL
01/06/2019
05:16
Christian Jiménez
Oaxaca, Oax
-A +A

Un cielo nublado enmarca la tristeza que aún embarga a la familia y amigos de María del Sol. El andador turístico de la ciudad de Oaxaca que antes fue testigo de fiestas y alegrías, hoy se viste momentáneamente de luto para recordar que han transcurrido 365 días desde que las balas acabaron con la vida de María del Sol.
Desde hace algunos días, su madre, la periodista Soledad Jarquín Edgar convocó a una marcha fúnebre en la que participaron familiares, amigos, activistas, integrantes de colectivos feministas y miembros de la sociedad civil, indignados por sucedido hace un año. El contingente partió desde el templo de Santo Domingo de Guzmán al zócalo.

En el trayecto, los participantes, vestidos de negro, empuñaron cruces de madera con consignas como #NiUnaMás, así como carteles con el rostro sonriente de María del Sol, sonrisa que se apagó el 2 de junio de 2018, en el atentado en el que también murió la candidata a segunda concejal de Juchitán, Pamela Terán y su chofer, Adelfo Guerra.

Entrevistada antes de la marcha, Jarquín Edgar señaló la dilación de las autoridades para atender el caso de su hija. Recientemente, fue detenido uno de los presuntos autores materiales del triple homicidio, cuyo proceso se difirió para este 2 de junio. "No sabemos qué vaya a pasar. El lado criminal puede ser muy difícil de solucionar por todo lo que implicó... aunque hubo testigos, la gente no quiere declarar", lamentó.

Hace meses, presentó una denuncia por delitos electorales, misma que no ha sido judicializada. Para, la madre de María del Sol, la opacidad con la que han transcurrido los procesos del caso, revela los compromisos políticos que hay detrás de éste.

Al término del recorrido, un breve mitin  en el que un féretro fue colocado a las puertas del palacio de gobierno, bastó para exigir al gobernador, Alejandro Murat, que aplique las sanciones a los responsables, pues María del Sol, fue comisionada ilegalmente para cubrir la campaña política del ex candidato a presidente municipal de Juchitán, y actual regidor de Energía Renovable de ese Ayuntamiento, Hageo Montero, por órdenes de su hermano Francisco, ex titular de la Secretaría de Asuntos Indígenas (SAI), donde Sol era encargada del departamento de comunicación.

Hasta hoy, ninguno de los hermanos Montero ha sido sancionado por el delito electoral que propició la estancia de la fotógrafa en el Istmo de Tehuantepec.
Tras el mitin, una caravana partió a la Fiscalía General del Estado. A las afueras de la dependencia, en las escalinatas que conducen a la puerta principal, fue colocada una corona de flores, mientras que las cruces de madera fueron apoyadas alrededor.

 Soledad Jarquín se plantó en el medio y dio lectura a un pronunciamiento. “Aquella madrugada, cuando las balas asesinas terminaron con la existencia de mi hija, con sus sueños, sus ideas, con su alegría y su infinito amor a la vida, le cortaron las alas con las que ella emprendía un vuelo de libertad, porque ella creía en las personas”, dijo entre lágrimas al recordar a su hija más pequeña.

Como parte del acto, una placa que cita “Aquí asesinan a la justicia. 02 de junio 2019. Un año de impunidad, Justicia para Sol”, fue colocada con cemento en uno de los escalones. Mientras tanto, el fiscal del estado, Rubén Vasconcelos, escuchaba la protesta a puerta cerrada desde su oficina, sin responder al llamado de las manifestantes, que exigían su presencia, así como su renuncia al cargo.

La próxima semana, Soledad Jarquín Edgar pedirá en el Senado de la República que el caso de la muerte de su hija sea atraído por la Fiscalía General de la República. En la Fiscalía, un aplauso y un minuto de silencio sirvieron de homenaje tras un año de impunidad. “No me voy a cansar, no voy a dejar de exigir, Justicia para Sol”, reiteró Soledad Jarquín Edgar.
 

Comentarios