Con multas y hasta prisión se castigará a quien venda alimentos chatarra a niños pese a prohibición

Multas, clausura y hasta arresto de 36 horas serán las sanciones para comerciantes que vendan chatarra a menores de edad pese a prohibición
Con multas y hasta prisión se castigará a quien venda alimentos chatarra a niños pese a prohibición
Foto: Edwin Hernández
06/08/2020
05:17
Fernando Miranda
Oaxaca de Juárez
-A +A

Una vez que en Oaxaca se convirtió en ley la prohibición para vender directamente alimentos con alto contenido calórico y bebidas azucaradas a menores de edad, el trabajo apenas comienza, pues la aprobación de es el primer paso y falta mucho que recorrer, sobre todo que los padres se informen cuánta azúcar y grasa les dan a sus hijos y que sepan lo dañinos que son estos productos., reconoce la diputada Magaly López Domínguez, la impulsora de del dictamen.

De acuerdo con la legisladora, una vez que el gobernador Alejandro Murat publique la adhesión del Artículo 20 bis a la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, para la cual tiene un periodo de 15 días hábiles, se comenzará un trabajo conjunto con la dependencia de salud estatal para echar a andar esta prohibición.

Serán los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), a cargo de Donato Casas Escamilla, los encargados de ejecutar esta medida. López Domínguez explica que el primer caso será la creación de una norma oficial que acompañe a la prohibición, en la cual se incluirán cuáles son los productos que por su alto contenido calórico, de grasas o azúcar entrarán en la restricción para los menores. En ese proceso, los SSO tendrán el acompañamiento de la Comisión de Salud del Congreso oaxaqueño.

Lee: “No hay en el continente una ley que proteja a los niños de la chatarra como la de Oaxaca”: Magaly López

Lo anterior es importante, dice la legisladora, dado que las cámaras empresariales y de comerciantes han “mal informado” a los oaxaqueños, haciéndoles pensar que en la prohibición se incluirán alimentos tradicionales de la cocina oaxaqueña, como el cholate, el tejate o los dulces típicos (panecillos de diferentes variedades), cuando lo que se votó en realidad fue la restricción de venta de alimentos “ultraprocesados”.

Cuando la norma esté lista, la diputada añade que se tendrán que concentrar los trabajos en campañas de sensibilización dirigidas a padres de familia sobre todos los efectos negativos de la comida chatarra para la salud de sus hijos, para que así puedan decidir con información si quieren que los sigan consumiendo o no.

“Apenas estamos empezando. Hay mucho trabajo por hacer como una campaña de sensibilización, también en lenguas indígenas para que la información llegue a cada rincón del estado, como en su momento llegaron estos productos”.

Respecto a las sanciones con las que se vigilara que tanto comercio establecido como ambulantes respeten la prohibición, López Domínguez explica que éstas están contenidas en la Ley de Justicia Administrativa del Estado de Oaxaca, y van desde apercibimientos, multas económicas que se acrecentan por cada día que persista la violación a la ley, y llegan hasta arrestos de 36 horas y clausura temporal y definitiva para los comercios que insistan en vender pa comida chatarra a los menores de edad.

Te interesa: “La comida chatarra sólo ha traído enfermedad a los pueblos indígenas”

La adhesión a la ley que fue aprobada ayer por 31 diputados oaxaqueños ha desatado diversas reacciones a nivel nacional, tanto a  favor como en contra.

Entre las opiniones contrarias a la medida destacan la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), la Coparmex,  y el Consejo Coordinador Empresarial, que  advierten que traerá pérdidas económicas considerables.

Mientras que a favor se han pronunciado el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), el gobierno federal a través del subsecretario Hugo López-Gatell y 73 organizaciones sociales a nivel nacional y estatal.

Comentarios