Indagan activismo sindical en asesinato de 22 profesores

Es una de las principales líneas de investigación: fiscalía. Reforma educativa de Peña, posible causa: magisterio
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
29/05/2019
12:33
Lizbeth Flores
Oaxaca de Juárez, Oax.-
-A +A

El activismo sindical es una de las principales líneas de investigación que sigue la Fiscalía General de Justicia del Estado para esclarecer los 22 crímenes de profesores de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), cometidos en los últimos cuatro años en Oaxaca.

“Son variadas, por supuesto que una de las líneas de investigación es el activismo de parte de los profesores, las actividades que realizan en las comunidades, su activismo puede estar relacionado con los homicidios, no todos los casos; hay unos asuntos donde se trata de líneas de investigación más personales”, explica el vicefiscal general, Alejandro Magno González Antonio.

De 2015 a mayo de 2019, suman 22 docentes del nivel básico asesinados en el estado sin que hasta el momento los homicidas hayan sido identificados. Por estos crímenes, la instancia de procuración de justicia mantiene abiertas 22 carpetas de investigación.

El año más violento para el magisterio, hasta ahora, ha sido  2018, debido a que fueron  ocho docentes asesinados. En 2015 fueron tres,   en 2016, tres; en 2017, cuatro,  y en lo que va  2019 se registran  cuatro. Del total de las víctimas, 18 eran hombres y cuatro mujeres.

El crimen más reciente sucedió el 17 de mayo: la profesora Ingrid Castillo Alemán fue ultimada con un arma blanca y su cuerpo fue hallado en el paraje El Boquerón, del municipio de San Pedro Tapanatepec, en la región del Istmo de Tehuantepec.  Su crimen es investigado como homicidio doloso y, al igual que los otros 21, aún no hay responsables detenidos.

Sin justicia. De las 22 carpetas de investigación abiertas, una es por feminicidio y las demás por homicidio doloso; asimismo, sólo una ha sido judicializada y recientemente la fiscalía pidió a un  juez  una orden de aprehensión, la cual aún no ha sido ejecutada, detalla el vicefiscal general. El retraso en las investigaciones, argumenta, es por la falta de testigos.

 “Requerimos de testigos que corroboren algunos datos y, desafortunadamente, a veces no hay testigos presenciales y cuando sí los hay no los logramos localizar, algunos de ellos no quieren cooperar, hay todavía una idea de desconfianza respecto a la autoridad investigadora”, destacó.

 González Antonio agregó que algunos  delitos son cometidos en comunidades lejanas y por ello,  “el tiempo que tardamos en llegar es un tiempo valioso que complica la investigación, si hubiera un testigo ya no lo localizamos”.

La región más violenta para la Sección 22 ha sido la Costa, debido a que en esta zona geográfica de Oaxaca han sido asesinados 10 profesores, mientras que en el Istmo de Tehuantepec, cinco; en la Mixteca, dos; en la capital del estado, cuatro, y uno más en Valles Centrales. La mayoría de docentes fueron ultimados con arma de fuego.

Ante este escenario, la Sección 22 mantiene entre sus principales demandas, como Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el castigo a los culpables materiales e intelectuales de los asesinatos.

Incluso, esta petición fue integrada en el documento entregado el 20 de mayo al presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el oficio, además de rechazar la reforma educativa, consideran que la reforma del expresidente Enrique Peña Nieto trajo como consecuencia los homicidios de docentes.

“La aplicación de la reforma educativa ‘peñista’ ha traído como consecuencia la pérdida de vidas, la interrupción de la libertad y afectación de las condiciones laborales. Por ello, es imperativo que sean resarcidos los efectos nocivos que han tenido. Justicia a los compañeros asesinados y reprimidos, castigo a los culpables materiales e intelectuales y reparación integral de los daños”, exige el magisterio.

Comentarios