“No voy a parar hasta que haya justicia”, dice madre de periodista asesinada

"El domingo se cumple un año del asesinato y no ha habido ningún avance por el homicidio, pero el asunto no ha avanzado en clara protección al secretario de Asuntos Indígenas y Hageo Montero”, explicó Soledad Jarquín, madre de la víctima
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
30/05/2019
11:02
Alexis Ortiz
Ciudad de México
-A +A

María del Sol Cruz Jarquín, quien se desempeñaba como fotoperiodista, fue asesinada el 2 de junio de 2018 en Juchitán, Oaxaca, mientras cubría una campaña electoral.

A pesar de que trabajaba en el área de comunicación de la Secretaría de Asuntos Indígenas del gobierno estatal, fue obligada a realizar una cobertura de las actividades de Hageo Montero López, entonces candidato a la presidencia municipal de Juchitán.

“El domingo se cumple un año del asesinato y no ha habido ningún avance por el homicidio, pero el asunto no ha avanzado en clara protección al secretario de Asuntos Indígenas y Hageo Montero”, explicó Soledad Jarquín, madre de  la víctima.

Ella relata que hace un año el automóvil donde viajaba su hija junto con la priista Pamela Terán y el chofer Adelfo Guerra fue acorralado y atacado por un comando armado hasta que todos perdieron la vida. 

Sobre estos hechos, Soledad Jarquín interpreta que el ataque no estaba dirigido a su familiar, pero aun así ha ejercido presión para que el Ministerio Público procese a los responsables y también para que el tema sea investigado como un delito electoral.

“Yo incluso interpuse una denuncia por delito electoral porque mi hija era una servidora pública y aun así la enviaron a cubrir la elección municipal. El Tribunal Estatal Electoral y el Tribunal Superior de la Federación nos han dado ya la razón. Le impusieron una multa de 90 mil pesos a Hageo Montero”.

A pesar de esta situación, Soledad Jarquín reprocha que Hageo Montero logró convertirse en funcionario municipal de Juchitán y las autoridades también desconocen quiénes son los autores materiales de la agresión en la que murió su hija.

“El crimen de mi hija está impune, hay un solo hombre que está detenido y en estos días se define si se le da auto de formal prisión. Ninguna autoridad se ha acercado conmigo a darme explicaciones y, como ocurre comúnmente, hemos sido nosotros quienes buscamos a los testigos o las pruebas que puedan resolver el caso”, asegura.

La madre de la víctima revela que un mes antes de que falleciera María del Sol ella misma le expresó su enojo porque la enviarían a cubrir la campaña electoral de Hageo Montero incluso cuando eso significaba incurrir en un delito electoral.

“Mi hija me platicó que se peleó con su jefe porque le pidió cubrir la campaña. Ella estaba consciente de que se trataba de un delito electoral, pero también la habían amenazado con que perdería su trabajo si no realizaba esa labor”, relata la mujer.

María del Sol murió como lo han hecho miles de mujeres en los últimos años. Según el estudio Claves para entender y prevenir los asesinatos de mujeres en México, realizado por la organización Data Cívica, los homicidios de este sector de la población en espacios públicos pasaron de 0.7 por cada 100 mil habitantes en 2007 a 2.5 en 2017.

A pesar de eso, Soledad Jarquín asegura que su hija no será una cifra más y seguirá luchando. “Yo he estado presionando mucho en la Fiscalía de Oaxaca. Desgraciadamente, el caso se congeló mucho tiempo, tanto la denuncia del crimen como la electoral, pero de nueva cuenta parece que las autoridades lo han retomado y no vamos a parar hasta que haya justicia”, asegura.

 

Comentarios