Restauración de templos en Istmo coadyuvará a recuperar cotidianidad

Municipios 02/11/2017 18:52 Actualizada 18:52

Además de viviendas, los sismos de septiembre colapsaron templos católicos e inmuebles históricos en el Istmo de Tehuantepec, Mixteca, Sierra Juárez y Valles Centrales

Fotos: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL

Fotos: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL

Fotos: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL

Fotos: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL

Fotos: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL

Fotos: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL

Fotos: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL

Fotos: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL

Fotos: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL

Fotos: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL

Fotos: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL

Fotos: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL

Además de viviendas, los sismos de septiembre colapsaron templos católicos e inmuebles históricos en el Istmo de Tehuantepec, Mixteca, Sierra Juárez y Valles Centrales.

En los sitios de fe, personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), trabaja para restaurar no sólo los inmuebles, sino la vida cultural y religiosa de las comunidades.

De acuerdo con datos del INAH, en la entidad hay un total de 325 inmuebles históricos que presentan daños de diferentes magnitudes, tras los recientes eventos sísmicos. De éstos, 130 inmuebles con valor histórico resultaron con daños estructurales en las diferentes regiones de la entidad.

De los inmuebles dañados, 12 son museos, 15 son zonas arqueológicas, 85 templos católicos, 12 espacios culturales y bibliotecas y 6 construcciones civiles. Cada uno de éstos cuenta con un seguro que garantiza su remozamiento, por ser patrimonio cultural. Aunque no se ha precisado la cantidad exacta que corresponde a Oaxaca para la restauración del patrimonio tangible, a nivel nacional se cuenta con un presupuesto de 8 millones de pesos para ello.

Restaurar la historia

Uno de los restauradores a cargo de proyectos de rescate de bienes inmuebles por parte del INAH, identificado como Jesús, explicó que ante los acontecimientos sísmicos, surgió la necesidad de rescatar bienes inmuebles reconocidos por su significado histórico.

El INAH trabaja en la iglesia de San Vicente Ferrer, en la presidencia municipal y en la Casa de Cultura de Juchitán de Zaragoza, los cuales constituyen algunos de los inmuebles históricos del municipio de Juchitán que registran daños severos. Asimismo, se atienden la Catedral, el Ex Convento de Santo Domingo Tehuantepec.

En la lista también se contempla el Templo de San Jerónimo Doctor, del barrio que lleva su nombre, en Tehuantepec, donde el techo se desplomó y cayó encima de los santos y retablos. Tras los daños, la fiesta patronal que se celebra año con año el 30 de septiembre, fue suspendida; sólo se llevó a cabo una misa, mientras que la imagen del santo fue resguardada en un domicilio particular.

San Jerónimo es considerado el “Padre de la Iglesia”, ya que tradujo la Biblia del hebreo y del griego al latín; en el año 832 corrigió la versión antigua del Nuevo Testamento. Por ello, el mismo día de la fiesta patronal, se celebra en su honor también el Día de la Traducción.

Las tareas de remozamiento

Colaboradores del INAH explican que la primera medida fue hacer un barrido general, aplicando conocimientos básicos de arqueología, rescatando las figuras y objetos materiales útiles, para ponerlos en lugares seguros.

Posteriormente, se realizó  un inventario de todos los bienes históricos del recinto, para que quede constancia de lo  que albergaba el templo antes de los terremotos; los objetos sacros se quedan en poder de la población y después son sometidos a restauración.

Esto sucede tras la intervención de la institución. Las personas participan en la elaboración de inventarios y firman resguardos por las imágenes o bienes históricos, para comprometerse a su resguardo. Generalmente, se eligen a miembros de la comunidad que son reconocidos y cuentan con la confianza de la población.

Debido al estado del retablo en el templo tehuano,  se construyó un techo provisional con lonas, para que permitiera realizar las tareas de restauración y proteger al inmueble de un posible colapso.

“Trabajamos con bienes históricos, que son parte de la historia y la identidad del pueblo. Por ejemplo a un santo patrono la gente lo sigue venerando aunque no esté aquí. Asimismo rescatamos un poquito la historia, tenemos un inmueble que data del siglo XVIII, que es parte de la historia de este pueblo”, dijo.

La intención de las tareas de restauración es repararlos, para que las prácticas culturales vuelvan a la normalidad. El personal del INAH colabora en el remozamiento de varios templos en el Istmo de Tehuantepec, principalmente en ciudades como Juchitán, Tehuantepec, Ixtepec e Ixtaltepec.

El restaurador indica que entre cada templo hay particularidades y diferencias históricas, por eso es importante restaurar y preservar cada uno. No obstante, resaltó que en el caso particular que el retablo del templo de Ciudad Ixtepec, no sufrió daños tan drásticos como otros templos.

Honrada por la comunidad

Margarita Carballo Reyes viuda de Jiménez, de 81 años, madre de 10 hijos y a quien le sobreviven nueve, es la encargada de resguardar la imagen de San Jerónimo Doctor, el santo patrón de Ciudad Ixtepec, en su casa.

Recuerda haberle pedido a su nieto, quien rescató la imagen de los escombros tras el sismo, que se lo llevara a su domicilio. “Para que yo lo abrace y le pida lo que yo quiero”, señala. La imagen le fue entregada por los xhuanas - hombres de la comunidad que representan a la autoridad moral en los barrios istmeños-, ser elegida, a doña Margarita la hace sentir dichosa y reconocida por su barrio.

“Representan mucho… me recuerdan cuando me casé con mi esposo a la edad de 18 años en la iglesia del pueblo y aquí tuve a mis 10 hijos, que recibieron los sacramentos en el templo… a San Jerónimo le debo mucho”, relata.

Margarita, quien padece enfermedades del corazón y enviudó hace ocho  meses, deposita su fe en San Jerónimo, al igual que los devotos del pueblo, quienes, a pesar de que el santo patrón no está en el templo del barrio, le llevan flores a la sala de la vivienda.

Poco a poco, la octogenaria recibió al resto de los santos en su casa para resguardarlos. “Estoy muy contenta, soy muy dichosa”, comenta al respecto.

(Con información de Mario Arturo Martínez)

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo