Juchiclown: Para hermandad de payasos zapotecas, salvar vidas es cosa seria

Integrantes recolectan despensa para donarla a personas más vulnerables de esta ciudad

Juchiclown: Para hermandad de payasos zapotecas, salvar vidas es cosa seria
Foto: Roselia Chaca
Municipios 07/06/2020 12:57 Roselia Chaca Oaxaca Actualizada 14:44

Juchitán de Zaragoza.— Aquel martes,  Enrique López no era el maestro de primaria que disciplina a sus alumnos en la actividad física, ese día no estaba en una cancha deportiva dirigiendo los honores a la bandera,  esa mañana andaba repartiendo  cubrebocas y gel antibacterial a los transeúntes en una de las avenidas de Juchitán,  vestido de payaso.

El maquillaje, la peluca y la ropa estrafalaria  convierten casi todos los días a Enrique en Nitolín, su personaje para eventos infantiles que lo ha acompañado, desde hace 10 años, a ofrecer sonrisas y el pasado 2 de junio  no fue  la excepción.

Desde las primeras horas  del día se concentró junto con todos los integrantes de la hermandad de payasos Juchiclown, en el centro de la población zapoteca, para concientizar a los ciudadanos sobre la práctica diaria de las medidas sanitarias para prevenir contagios por un nuevo coronavirus de alcance mundial que ocasiona Covid-19.

Los colores chillantes de la vestimenta y la recomendación: “¡Que no te cargue el payaso!”, a veces, sorprendía y en ocasiones arrancaba  las sonrisas  de las personas,  quienes extendían sus manos y recibían  las gotas de gel antibacterial, desde  el interior de sus vehículos o durante su paso por el lugar. 

whatsapp_image_2020-06-07_at_12.30.59.jpeg

Foto: Roselia Chaca

En medio de bromas y chistes, nadie se negó a colocarse los mil cubrebocas que los payasos obsequiaban con una sonrisa, acto que su público les agradeció con aplausos.

La gracia de compartir. Aunque Enrique tiene el magisterio como segunda  opción de  trabajo, no ocurre igual con la  mayoría de los integrantes de Juchiclown. Con 20 integrantes, entre payasos, payasas y pintacaritas, desde hace dos meses que comenzó la contingencia sanitaria se quedaron sin eventos para su contratación, sobreviven con sus ahorros. 

Aun así, tuvieron la iniciativa para organizarse  y con sus aportaciones económicas adquirieron mil cubrebocas y botes de gel antibacterial, para juntos emprender esa campaña de concientización sobre el respeto a las medidas de prevención contra Covid-19.  

“No tenemos trabajos. [Por la contingencia sanitaria] perdimos de dos  a tres eventos los fines de semana, en los que por cada uno ganábamos al menos 2 mil 500 pesos; sin embargo, ante esta crisis vemos que la gente no está disciplinándose y sale a la calle sin protección, por eso emprendimos esta campaña, además de que también recolectamos despensa en el “Juchitón” para luego repartirlo entre la gente más vulnerable y personas de la tercera edad”, explicó Marlene Gallego, más conocida como payasa Manichú, mientras recibe de algunos ciudadanos despensas  con productos básicos.

whatsapp_image_2020-06-07_at_12.30.59_1.jpeg

Foto: Roselia Chaca

Marlene sonríe y hace gestos cómicos a todos los que ve caminar por la calle, a pesar de las desgracias que le han cimbrado la vida,  desde aquel 7 de septiembre de 2017, cuando perdió su casa por el movimiento sísmico que lastimó gravemente a Juchitán; sin embargo, no deja de compartir alegría y buenas vibras a su alrededor.

Ella llegó a Juchitán hace 40 años desde Chiapas, sus raíces son zapotecas, por eso se instaló en esta ciudad. Un día, en la iglesia evangélica donde se congregaba requerían a una persona  que atendiera a los niños, ella se ofreció, pero antes tuvo la idea de disfrazarse  para tener la atención de los infantes. 

Fue así como se acercó a este mundo del entretenimiento, hace 20 años. Asegura que no ha sido fácil, pero con el tiempo los objetivos en común permitieron que tanto  Manichú como sus compañeros conformaran una hermandad. 

En conjunto, han logrado profesionalizarse  a través de talleres, capacitaciones y eventos globales, para ofrecer espectáculos de calidad y sano entretenimiento.  

“Nacimos con un don, ese don debemos de compartirlos con todos para hacer de este mundo un lugar mucho mejor. En la hermandad de payasos no sólo compartimos sonrisas, también queremos compartir el mensaje de que el Covid-19 no es una mentira, no es cosa de risa o de payasadas, es serio, está matando gente. Somos payasos, payasas y pintacaritas profesionales que aportamos alegría a nuestra sociedad, la misma que también nos ha abrazado mucho y por eso les damos lo poquito que tenemos”, expone Enrique López.

whatsapp_image_2020-06-07_at_12.30.59_3.jpeg

Foto: Roselia Chaca

Para no desatar mal entendidos, Juchiclown dejó en claro que todos los insumos que han adquirido para donar, así como la recolección de víveres, no tienen ningún fin lucrativo, ni  detrás de estas acciones hay   un  partido político u organización empresarial, todo se realiza por iniciativa propia.

Durante dos días, ancianos, niños, niñas, adultos, comerciantes  de todo tipo en Juchitán fueron los más participativos donando todo tipo de productos de la canasta básica  a los integrantes de la hermandad de payasos, quienes decidieron invitarlos a salir un breve momento de sus sus encierros, sólo para poder brindar ayuda a los más vulnerables.

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo