Tras parálisis por Covid-19, se reactiva paulatinamente la economía en Juchitán

Los bancos, tiendas departamentales y pequeños negocios no esenciales comenzaron a ofertar sus servicios de manera gradual
Tras parálisis por Covid-19, se reactiva paulatinamente la economía en Juchitán
Foto: Roselia Chaca. EL UNIVERSAL
08/08/2020
11:16
Roselia Chaca
-A +A

Juchitán de Zaragoza.- Después de casi dos semanas de estar paralizado el comercio formal e informal en Juchitán como medida extrema para contener el contagio acelerado y los fallecimientos por Covid-19, de manera gradual comenzaron a ofertar sus servicios bancos, tiendas departamentales y pequeños negocios no esenciales.

Aunque los negocios esenciales y no esenciales ubicados en el primer cuadro de la ciudad, así como el mercado público 5 de Septiembre y todo lo ubicado a su alrededor se mantiene cerrado desde hace casi dos semanas, el tráfico vehicular y la presencia de ciudadanos en la zona comercial activa ha provocado gran caos vial y aglomeraciones en diversos bancos y tiendas.

Para este próximo lunes, además de abrirse todos los comercios fijos y semifijos, se abrirán los gimnasios al 30% de su aforo para asegurar la sana distancia, además de implementar un filtro sanitario en la entrada para verificar que personas con síntomas no ingresen, utilizando un medidor de temperatura infrarrojo, entre otras medidas, acordaron este jueves en reunión el presidente municipal Emilio Montero y representantes de estos negocios.

Las dos semanas de parálisis económica que vivió esta ciudad, considerada la capital comercial del Istmo de Tehuantepec, fue resultado de un desborde de la pandemia de Covid-19 que se tradujo en brotes del virus en mercados y en el Hospital General Macedonio Benítez Fuentes, con más de 170 contagios entre el personal médico, considerado el peor brote en una unidad médica del país.

Todo esto, al margen de los datos oficiales de los Servicios de Salud, cuyas cifras indican que en Juchitán apenas se contabilizan 191 casos confirmados de coronavirus y 36 decesos a causa del mismo; en contraste, EL UNIVERSAL ha documentado desde junio la existencia de un importante subregistro en los fallecimientos, dado que los habitantes evitan ir al hospital y se atienden, y hasta mueren, en casa.

Hasta el 30 de julio pasado, de acuerdo con registros de la regiduría de panteones, en Juchitán habían muerto 177 personas, de la cuales 130 estaban relacionadas con el virus, ya sea con diagnóstico confirmado o con sospecha dado a síntomas, de acuerdo con sus certificados de defunción, pero sin realizarse la prueba.

Comentarios