Regresa como un héroe: velan a oaxaqueño, miembro de Guardia Nacional

Carlos Anastasio Juan, teniente de infantería de 37 años, murió el sábado en un operativo en Guanajuato
Foto: Roselia Chaca/ EL UNIVERSAL
13/08/2019
07:45
Roselia Chaca
Ciudad Ixtepec
-A +A

El ataúd de madera en el centro de la casa de ladrillos a medio construir estuvo flanqueado durante todo el día por elementos de la Guardia Nacional destacamentados en esta ciudad.

La Bandera y la fotografía de un soldado sobre el féretro, rodeado de flores, indican que el duelo es por un militar caído en servicio, el primero de los que integran el cuerpo de seguridad que creó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Carlos Anastasio Juan, teniente de infantería de 37 años, murió el sábado en un operativo en Guanajuato, a más de 900 kilómetros del
Istmo de Tehuantepec, donde están sus raíces y su familia.

Los restos del soldado, con 20 años de servicio en el Ejército y originario de Matías Romero, pero afincado en Ciudad Ixtepec, llegaron la noche del domingo a la Base Aérea número 2 de la ciudad.

Ahí fue entregado a su esposa, Tomasa Hernández, quien, junto con sus tres hijas, trasladó el cuerpo hasta su domicilio en el Barrio Cheguigo Picacho, donde fue velado hasta la tarde de ayer, antes de ser sepultado en el cementerio local.

Anastasio Juan había visitado a sus familiares hace unas dos semanas; les prometió regresar pronto, pero un enfrentamiento con un grupo armado le impidió volver con vida.

Su retorno fue en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana en calidad de héroe, dentro de una caja mortuoria que fue recibida por el general Martín Jiménez Olivera, comisario de la Guardia en Oaxaca.

El gobernador Alejandro Murat emitió sus condolencias a la familia del teniente a través de sus redes sociales y se mostró solidario con la corporación de seguridad.

Salvar la patria. Los familiares de Anastasio Juan lo recuerdan como un padre amoroso y comprometido con su deber, que puso siempre en primer lugar su responsabilidad de salvaguardar a la patria, al grado de enlistarse en la recién creada Guardia Nacional.

Fue esa responsabilidad la que lo llevó a proteger a una mujer y a una menor que se encontraban en medio de un fuego cruzado, según información oficial.

De acuerdo con el gobierno municipal de Yuriria, Guanajuato, el enfrentamiento en el que fue abatido tuvo lugar en la comunidad de Loma de Zempoala, en la calle Adolfo López Mateos, en la entrada a Jaral del Progreso. En el operativo, en el que también resultaron heridos integrantes de la corporación de Seguridad Pública Municipal pertenecientes a la Región de Valle de Santiago, comenzó luego de que detectaron la casa de seguridad de un grupo delictivo.

Entonces se desataron 20 minutos de muerte. Los elementos de seguridad fueron atacados y repelieron la agresión. En el intercambio de balas murieron cinco presuntos delincuentes y cayó herido el teniente Anastasio Juan, quien estaba al frente del operativo.

Fue trasladado a un hospital para su atención médica; sin embargo, cuando llegó al hospital comunitario de Jaral del Progreso ya no contaba con signos vitales, informaron las autoridades locales.

El municipio reportó que los otros cinco muertos en el enfrentamiento fueron identificados como presuntos delincuentes; otros tres resultaron lesionados y se mantienen estables. Además, se detuvo a siete personas.

Actualmente se llevan a cabo las investigaciones correspondientes y los detenidos fueron presentados ante el Ministerio Público, acusados de tentativa de homicidio y de homicidio, para que respondan por la vida de Anastasio Juan, quien dejó en la orfandad a tres niñas en una comunidad zapoteca de Oaxaca.

Comentarios