Arte comunitario, arma contra la violencia

El acceso a la creación ayuda a disminuir el impacto del crimen, pero hacen falta políticas públicas de apoyo, recalcan expertos

(REPRODUCCIÓN DEL MURAL VIDA Y SUEÑOS DE LA CAÑADA DEL RÍO PERLA. CORTESÍA, CHECO VALDÉZ)
Nación 06/01/2018 09:29 Montserrat Peralta Actualizada 09:29

En México es necesario crear políticas públicas capaces de convocar y articular las experiencias artísticas que surgen a nivel gubernamental, en la sociedad civil y la iniciativa privada. Se requiere sumar fuerzas, afirma la antropóloga social Lucina Jiménez, “porque las violencias nos están ganando el camino”, dice en entrevista la ex directora del Centro Nacional de las Artes (Cenart) y actual directora del Consorcio Internacional Arte y Escuela AC (ConArte), iniciativa ciudadana que fundó en 2006.

Entre sus proyectos, ConArte lleva actividades artísticas a escuelas públicas del Centro Histórico de la Ciudad de México y trabaja con damnificados del sismo del 19-S en los multifamiliares de Tlalpan.

El arte comunitario como un camino de contención frente a la violencia y como catalizador de reconstrucción social no es nuevo en México, pero en voz de especialistas, sí vital en tiempos violentos. Una historia de resonancia internacional se suscitó en Chiapas en 1998, cuando, en el contexto del movimiento zapatista, el promotor cultural Sergio Checo Valdez coordinó a la comunidad de Taniperla —municipio de Ocosingo— para realizar un mural que fue destruido por militares. El mismo modelo se reprodujo en San Gregorio, Xochimilco, en 2017, para revalorar y fortalecer su memoria histórica.

Estas obras son un vehículo importante para el espacio público e implica una construcción ciudadana y civil por medio de la comunidad que lo ocupa, explica la investigadora del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas, Cristina Híjar. Señala que con estas obras hay mayor posibilidad de afectación a quien permanece indiferente o sin información de lo que ocurre a su alrededor. El arte con una dosis de imaginación y creatividad permite plantear otros escenarios que convocan, llaman y unen a la comunidad, añade. En este tipo de creación es imposible separar lo estético y lo político, dimensiones de lo humano.

Lucina Jiménez, consultora en políticas culturales de la UNESCO y la OEA, dice: “Hemos cometido un secuestro con el arte, en el siglo XX se pensó que era sólo para exquisitos cultos. Lo expropiamos socialmente. Es importante que pensemos que el siglo XXI necesita una devolución de esa condición de construcción de lo humano que es el arte”. Eso es vigente en la creación artística comunitaria.

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo