Frente de Priistas contra la Corrupción exige destitución de líder del partido en Oaxaca

Acusaron al dirigente estatal priista de “impulsar candidaturas a modo” sin consultar a la militancia, con desconocimiento de la ley y de perseguir intereses personales
Foto: Tomada de Facebook
25/10/2020
02:15
Juan Carlos Zavala
Oaxaca
-A +A

Oaxaca de Juárez.— El Frente Estatal de Priistas contra la Corrupción e Imposición de Candidatos exigió la destitución de Eduardo Rojas Zavaleta como presidente estatal en Oaxaca del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Este frente dirigido por Marco Antonio Jarquín Guzmán, Modesto Sarabia Tejero y Amalia Romero Chinas, acusaron al dirigente estatal priista de “impulsar candidaturas a modo” sin consultar a la militancia, con desconocimiento de la ley y de perseguir intereses personales.

Lo anterior, tras el evento político realizado el pasado lunes en San Juan Bautista Tuxtepec donde se realizaron pronunciamientos a favor de que el diputado local Alejandro Avilés Álvarez, sea el próximo candidato a gobernador por el PRI.

Además, aseguraron que en ese acto también hubo otros “destapes” de candidatos para el proceso electoral intermedio del año 2021 en que se elegirán diputados federales, diputados locales y presidentes municipales.

La actividad realizada en San Juan Bautista Tuxtepec, aseguraron los miembros del Frente Estatal de Priistas, se adelantó a los tiempos y sin tomar en cuenta a los militantes de este partido político.

“Prueba de ello es que apuntaló al diputado local Alejandro Avilés Álvarez como candidato a la gubernatura del estado, a sabiendas que este personaje no es querido por una buena parte de la militancia, debido a sus antecedentes en lo que se presume realizó la venta de posiciones políticas en su paso por la dirigencia del PRI.

“Alejandro Avilés, es una persona no grata para muchos militantes por sus antecedentes de negocios económicos al vender las posiciones políticas de todos los cargos sin tomar en cuenta a la militancia y su trayectoria”, señalaron. 

De la misma forma advirtieron que lo realizado por el dirigente estatal del PRI, Eduardo Rojas, también podría configurar un delito electoral por realizar campaña electoral de manera anticipada “debido a las ambiciones personales de algunos personajes al interior del partido y a sabiendas que mucha gente dejo de votar por el PRI debido a esas prácticas”.

En la solicitud dirigida al dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, acusaron a Eduardo Rojas de mantener una actitud personal y entreguista a “intereses oscuros o de grupo”, con lo que pone en riesgo la militancia priista que aún que queda y la cual sostiene al partido en esta crisis política.

Además, sostuvieron que la designación de Eduardo Rojas como presidente estatal del PRI es espuria porque se realizó de forma unilateral, sin la participación de las bases del partido y por tanto carece de autoridad moral y legal.

“Estamos dispuestos a luchas hasta las últimas consecuencias para que Oaxaca no sea un estado de acomodo de amigos y compromisos personales, el compromiso debe ser de partido y de militancia y sobre todo con personas honestas”, advirtieron.

Comentarios