Contienda de Morena por gubernatura de Oaxaca debe ser fraterna, no de enemigos: Armando Contreras

“Oaxaca necesita un gobierno de izquierda, honesto, que trabaje con el pueblo y que atienda las necesidades de la gente”, dice Armando Contreras en entrevista con EL UNIVERSAL

Contienda de Morena por gubernatura de Oaxaca debe ser fraterna, no de enemigos: Armando Contreras
Foto: Edwin Hernández
Política 01/12/2021 10:50 Alberto López Actualizada 10:50

Juchitán.— Exedil de su natal Concepción Pápalo y exsenador de la República, el actual diputado federal Armando Contreras Castillo dice que en Oaxaca la contienda interna de  Morena no debe ser una batalla entre enemigos, sino una competencia fraterna entre compañeros.

 A unos días de que Morena realice la encuesta para  definir a quien buscará la gubernatura, y en la cual él participa como uno de los cuatro contendientes, el diputado  llama a los participantes a que tengan “cordura y altura”  para que en Oaxaca se instale la Cuarta Transformación.

“Es necesario, porque Oaxaca necesita un gobierno de izquierda, honesto, que trabaje con el pueblo y que atienda las necesidades de la gente”, dice en entrevista con EL UNIVERSAL.

Usted fue presidente del primer Consejo Estatal de Morena, el primer líder  que tuvieron en Oaxaca las bases, ¿le da alguna ventaja en el proceso interno?

—No, no  hay ventajas mensurables para ninguno de los cuatro precandidatos.  Será una encuesta abierta a la población, y yo espero que el trabajo que he hecho por el movimiento,  como diputado, como dirigente,    sea suficiente para que el pueblo de Oaxaca pueda ver en mí a quien se  necesita  para ser gobernador,   de manera adecuada, con los principios de Morena.

Se observa ya   golpeteo político entre  aspirantes, ¿ve algún riesgo de fractura en Morena o está garantizada su unidad?

—El movimiento en Oaxaca es indivisible, es mucho más grande que sus dirigentes y que sus aspirantes. La contienda no es entre enemigos o  adversarios, debe ser una competencia fraterna entre compañeros,  en  la que  se va a definir solamente [a quien]   va a representar al movimiento en la candidatura y en el gobierno de Oaxaca.

Yo llamo a que todos los participantes    tengan cordura, tengan altura de miras para que se instale la Cuarta Transformación.  Oaxaca necesita un gobierno de izquierda,  honesto,  que trabaje con el pueblo.

¿En caso de que la encuesta interna no le favorezca, ¿se va a sumar a quien resulte ganador?

—¡Claro!, yo estaré respetando los resultados porque leí muy bien la convocatoria y conozco las reglas del juego.

Quiero reconocer que la Comisión Nacional de Encuestas está haciendo su mejor esfuerzo para hacer un proceso pulcro, transparente, cierto y creíble.

 Claro que me sumaré en  caso de que no resulte candidato, pero también   tengo la experiencia, el conocimiento y la vocación de servicio para ser candidato y el gobernador de Oaxaca por Morena.

¿Va a sumarse sin dudas sobre los resultados de la encuesta interna?

—Como debe de ser.

El Presidente nos ha visitado como no lo ha hecho con otras entidades. ¿Por qué es importante para él  que Morena gane la gubernatura en Oaxaca?

—Oaxaca, para el Presidente,  es una acumulación de historia, de cultura, es trabajo comprometido de su gente, pero también atraso por desatención de los gobiernos. Él está pagando la cuenta histórica de la Federación  a Oaxaca, pero, además, Andrés Manuel López Obrador ama  tanto a Oaxaca  que ha declarado que nació en Tabasco, pero su corazón es oaxaqueño.

Y aquí está uno de sus proyectos más importantes, el  Interoceánico, ¿no?

—No solamente el Interoceánico,  que sí, cuando se establezca en un  100%  se verá que la economía nacional crecerá  por lo menos  en  4% de su  PIB, sino también por los cerca de 300 caminos que se están pavimentando a pueblos indígenas, la terminación de las carreteras hacia el Istmo y  la Costa, los más de 1.2 millones de  beneficiarios de  programas sociales, más  otros  apoyos que convierten a Oaxaca en uno de los estados insignia de la 4T.

¿Qué lugar deberían  ocupar los pueblos indígenas  al ganar la  4T en Oaxaca?

—Se necesita una política que cruce todo.   A nivel de políticas sociales, serían la prioridad. Si la propuesta nacional es “primero los pobres”, en Oaxaca deben   ser primero los pobres entre los pobres: los pueblos indígenas.

Debe rescatarse   la relación institucional con los 417 municipios indígenas, para coordinar con  ellos un proyecto propio de desarrollo y un programa muy especial para rescatar la enseñanza de las lenguas  en las  escuelas primarias de manera obligatoria, y en seis años estaríamos recuperando alrededor de 70% de hablantes.

¿Qué pendientes nos deja este gobierno priista?

—Todos los pendientes: primero, el reconocimiento real de los derechos de los pueblos indígenas; segundo, las obras estratégicas para facilitar una vida digna en términos de disposición de servicios públicos. Dejan endeudado en  100% al estado y el gobierno de Morena no debe permitir un sólo peso más de deuda.  Debe de dejarse de lujos y combatir la corrupción.

En la pasada elección de gobernador, el PRI ganó con menos de medio millón de votos, frente a la izquierda fragmentada que obtuvo más de un millón. ¿Hay riesgo de que alguien opere la división otra vez?

—No, no. La muestra fue lo que pasó el 6 de junio. Morena fue solo a la contienda y ganó 19 distritos locales de 25 y  los principales municipios, empezando por la ciudad de Oaxaca.

Ese miedo está anulado, que ni sueñen. Nadie, ni adversarios y menos intrusos internos, dividirán a Morena.

Morena ganará sin duda el gobierno de Oaxaca y el Presidente tendrá un aliado estratégico.

¿Intrusos internos?, ¿a quiénes se refiere?

—Quienes quisieran intentar hacer esa división.  Será una obra infructuosa para ellos.

Comentarios

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo