“La literatura tiene rostro de lucha feminista”

Esta vez las  mujeres estarán “del otro lado de la mesa”, siendo las dadoras del conocimiento
08/10/2019
02:12
Alicia Pereda Martínez
-A +A

Que haya mujeres de diversas trincheras y orígenes.Con al menos  65% de  invitadas y ponentes mujeres, la edición  39 de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO) se proyecta  para dar ejemplo a  nivel nacional e internacional. Ahora se va dejar en claro que la literatura y las artes en general tienen rostro de lucha y esa lucha es feminista.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Isabel Zapata, escritora, editora e integrante  del comité organizador de la FILO, específicamente del ciclo Reinventando la Vida, explica que en esta ocasión las protagonistas  serán quienes, desde sus diversas trincheras, luchan por la defensa de la tierra, su lengua, el medio ambiente, su corporalidad y su derecho a “imaginar el futuro”.

“Queremos darle voz a una mayoría de mujeres (…) estamos conscientes de que no es que no haya escritoras, es que generalmente no se les da tanta voz,   ellas tienen que buscar espacios”, señala.

Con mesas de trabajo tan variadas, que abordarán temas como los feminicidos, el periodismo hecho por mujeres, cómo se escribe el cuerpo materno y los métodos de protesta, la de  Oaxaca se perfila como la primer feria internacional del libro donde la voz de las mujeres resonará   fuerte y potente.

El evento se llevará  a cabo del 19 al 27 de octubre en el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca (CCCO). Contará con la presencia de mujeres en lucha, de distintos puntos de México y el extranjero. Además, en su seno se entregarán los premios Bellas Artes de Literatura en Lenguas Indígenas y el  sexto Premio Internacional de Literatura Aura Estrada. 

¿Cuál será el papel de las mujeres en esta edición de la FILO?
—Lo que se está intentando, a través del comité del que soy parte,  es el ciclo Reinventando la Vida, que lo que intenta es, por una parte, poner sobre la mesa temas relacionados con el feminismo, que no se han abordado como merecen. Además, queremos darle voz a una mayoría de mujeres: en el ciclo hay una participación 91% de autoras y en toda la FILO es de 65%.

Que haya mujeres de diversas trincheras y orígenes.

¿Es parte de la lucha contra un sistema de ideas patriarcales?
—Normalmente pasa que los hombres dicen cosas, hablan entre ellos y las mujeres los escuchamos. Tenemos que estar buscando en donde nos dejen participar. Generalmente quien lleva la conversación son los hombres, ahora se trata de que nosotras como escritoras, ilustradoras, editoras y promotoras de lectura seamos las que llevemos la conversación. Los hombres claro que pueden participar, pero ahora también se van a sentar del otro lado.

¿Cuáles son los temas que se abordarán en el ciclo?
—A través de una visión feminista hay mesas que tienen qué ver con la lucha por el territorio de mujeres indígenas, la escritura de la tradición, disidencias sexuales, corporalidad, cómo el cuerpo de la mujer ha intentado ser definido por los hombres. También hay unas mesas muy interesantes sobre el futuro, porque entre los derechos que nos han arrebatado a las mujeres está el de imaginar un futuro.
Además queremos tocar el papel de las mujeres en la lucha por el medio ambiente. En un contexto más social, sobre la protesta, que tiene qué ver con glitter y hasta memes. 

Otro aspecto que destaca de esta edición de la FILO es la promesa del reconocimiento de las lenguas originarias y los pueblos indígenas. 
¿Qué nos espera al respecto?

—Vamos a tener voces diversas. A veces, ocurre que en las mesas que tienen qué ver con temas indígenas, con mujeres indígenas, las ponen a hablar entre ellas, porque al final termina siendo una forma de discriminación poner a las mujeres indígenas, disidentes u homosexuales a hablar entre ellas. 
De esa forma nadie tiene que ir, nadie tiene qué escuchar, pero queda consignado y ya se les dio su espacio.  
Lo que nosotros intentamos hacer es  que en la FILO estas conversaciones sean mixtas.

Un evento de este tipo sienta un precedente en México, al igual que la despenalización del aborto y la aprobación del matrimonio igualitario. ¿Qué se vislumbra a futuro en Oaxaca?
—Queremos que esto se siga haciendo cada vez más, que no sea cosa de sólo un año. Afortunadamente, se están garantizando los derechos y los espacios, lo cual no debe cambiar. Sin embargo, en el caso de la FILO aún nos faltan más voces, este es el comienzo. La idea es que todo el mundo se una al esfuerzo y que se haga desde mil frentes.

Comentarios