“Es hora de velar por trabajo digno para los sectores invisibles”: Marcelina Bautista

Con un trabajo de casi 20 años a favor de las trabajadoras del hogar, dice que es hora de los jornaleros
“Es hora de velar por trabajo digno para los sectores invisibles”: Marcelina Bautista
Foto: Tomada de Facebook
19/07/2020
02:55
Fernando Miranda
Oaxaca
-A +A

La voz de Marcelina se desborda de emoción. Tras nueve años, México acaba de ratificar el Convenio 189 ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y con ello, se compromete a promocionar empleo digno para trabajadoras del hogar.

La noticia, que esperaba desde hace dos semanas, acaba de concretarse apenas unas horas antes de que Marcelina Bautista Bautista acepte esta entrevista con EL UNIVERSAL, así que la alegría se le escucha.     

“Hoy ha sido un día importantísimo en nuestra lucha”, dice Marcelina, quien  desde hace casi 20 años comenzó a exigir los derechos de un sector en el que histórica y materialmente se han concentrado todas las desventajas y desigualdades.

whatsapp_image_2020-07-19_at_13.41.00.jpeg

Foto: Tomada de Facebook

Por ello, si  alguien ha sentido en el cuerpo la discriminación y sabe cuán escarpado es el sendero para combatirla es esta mujer, originaria de Tierra Colorada, Apasco, Nochixtlan, en la región Mixteca. 

Y  cuya labor de dos décadas  la ha llevado a figurar como una de las candidatas a encabezar el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Marcelina comenzó a emplearse como trabajadora del hogar a los  14 años y, tras dos décadas en ese oficio, comenzó a recorrer un camino que la ha llevado a darle voz a 2.4 millones de personas,  cuyos derechos no existían ni siquiera  como  letra muerta.

Lee también: “Se debe fortalecer narrativa contra la discriminación”: Amaranta Gómez, antropóloga muxe

Es por eso que Marcelina agradece que su nombre figure, junto con el de otras dos oaxaqueñas, como una de las candidatas a encabezar el órgano que en gran medida ayudó a visibilizar lo que viven las trabajadoras del hogar en un país profundamente clasista. 

“Para mí es un reconocimiento al trabajo que he realizado durante muchos años, la defensa y la promoción de los derechos de las trabajadoras del hogar.  Es muy gratificante ser parte de una lista de compañeras muy preparadas y que han hecho mucho  a favor de los pueblos indígenas”, dice  y  confiesa que su  lucha atrajo la atención del país precisamente gracias a Conapred.

Fundadora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH) en el año  2000, desde donde se  llevó a cabo el proceso de sindicalización de este sector, Marcelina explica que  su lucha fue   invisible por  15 años, hasta que recibieron el Premio Nacional por la Igualdad y la No Discriminación. 

Lee también: “Hay que poner en la agenda a las mujeres indígenas”: Zenaida Pérez, activista ayuujk

“Fue cuando se visibilizó más nuestro trabajo y otras instituciones  le dieron importancia, como la Cámara de Diputados y el Senado, con quien nos costaba trabajo incidir, porque no reconocían los derechos, porque no estaban en la ley”.

Con dicho camino recorrido en la defensa de los derechos laborales, Marcelina tiene claro que lo que Conapred necesita para continuar con un legado de casi dos décadas es contar con libertad y presupuesto suficiente, pero sobre todo que el presidente Andrés Manuel López Obrador  tenga “una plena confianza en quien él mismo ponga”.

De llegar  al cargo, Marcelina sabe que es necesario que la sociedad conozca la labor del Consejo,  que la no discriminación y el trabajo digno deben impulsarse desde  la educación básica y, sobre todo, que es momento de voltear a ver a los jornaleros, un sector tan olvidado como el que ella ha dedicado la vida a defender.

Comentarios