“Es necesario decirle a las niñas indígenas que hay lugares en la ciencia y deben tomarlos”

Jocelyn Cheé se define como zapoteca, científica y feminista; fue becada por la UNAM en Ciencias Genómicas y espera que como ella, más niñas sepan que pueden optar por la ciencia

“Es necesario decirle a las niñas indígenas que hay lugares en la ciencia y deben tomarlos”
Foto: Tomada de Facebook
Sociedad 23/08/2020 11:23 Oaxaca Actualizada 09:50

Juchitán de Zaragoza.— En el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación  (Conapred) lanzó una serie de capsulas que dan  voz a jóvenes de diversas naciones originarias del país, en donde exponen las brechas de desigualdades en varios espacios, como la ciencia. 

Jocelyn Cheé Santiago fue la única zapoteca del Istmo de Tehuantepec que participó en dicha campaña nacional, con un mensaje sobre su trabajo académico en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y la  importancia de visibilizar la participación de las personas indígenas en la ciencia y la investigación, así como defenderla en los centros de estudio.

La joven de 23 años es originaria de Unión Hidalgo y estudió  Ciencias Genómicas en la UNAM,  una carrera científica multidisciplinaria enfocada al estudio de organismos, que incluye  bioquímica, biología molecular y celular, además de matemáticas y programación bioinformática. 

Desde hace dos años, Jocelyn está  en el Laboratorio de Estudios Sociales de la Ciencia, de la Facultad de Ciencias de la UNAM, estudiando la historia de la ciencia, particularmente la genética poblacional mexicana y sus implicaciones con narrativas identitarias de las personas y la articulación de discurso realizada en torno a los indígenas.

whatsapp_image_2020-08-23_at_10.26.42.jpeg

Foto: Cortesía

Desde niña, recuerda, uno de sus tíos le decía “científica”, pues desde los primeros años se interesó por las ciencias hasta llegar a inclinarse por la carrera que le ha cambiado la forma de ver y vivir. 

Hoy no sólo propone una investigación en ciencias genómicas desde las comunidades, sino que busca acercar a mujeres a carreras de tecnología y el área STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas por sus siglas en inglés: Science, Technology, Engineering and Mathematics).

Además de ello, hace activismo sobre el dolor crónico en  colaboración con Colectiva Germinal.

El derecho de estar 

Cuando Jocelyn era estudiante en el campus de Cuernavaca, Morelos, asistía a clases con su traje tradicional, enagua y huipil, lo que desataba  miradas y actitudes discriminatorias en la calles y algunas veces en el espacio educativo. En un principio, eso le provocaba furia pero nunca se intimidó, con el paso de los años decidió no molestarse y mejor se sumó a campañas que ayudan  a concientizar sobre la discriminación,  y el clasismo y racismo, como la que lanzó Conapred y en la que ella participó.

Jocelyn, quien se define como zapoteca, científica y feminista, no se siente un ejemplo a seguir, pero sí está a favor de que se visibilice y haya representatividad de las mujeres indígenas en la ciencia y  otras áreas que antes les eran negadas o arrebatadas. Y que aún hoy existen trabas para acceder a ellas. 

“El ejercicio científico siempre ha sido dominado por hombres, así que tener mujeres abriendo brechas y luego ser indígena es de suma importancia. Además, es necesario hacerlo visible, decirle a las niñas que estos lugares existen y deben de ocuparlos, que desde estos espacios se pueden lograr también grandes cambios en la comunidad”, cuenta Jocelyn.

 En entrevista con EL UNIVERSAL, la joven confiesa que no ha sido un trecho fácil. 

“A mí me ha costado llegar hasta aquí, aun cuando tengo privilegios, así que desde la investigación científica quiero contribuir, algún día, a crear un  red de científicos en mi comunidad que propongan los estudios necesarios para dar respuesta a problemáticas comunitarias y no esperar que externos lleguen y lo realicen desde su visión centralista.”, explica la joven vía telefónica.

Además de haber realizado estancia de investigaciones en  la University of Exeter- Egenis y University of Washington, Jocelyn también fue la primera zapoteca que recibió una beca para estudiar Ciencias Genómicas en la UNAM.

Lo que espera es que las nuevas generaciones, luchen porque existan más mujeres indígenas en estas áreas, y que un pueblo como el zapoteco, cuyos hijos tienen la sensibilidad del arte, también puedan explorar el camino de la ciencia.

Temas Relacionados
Indígenas en la ciencia

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo