Sólo una sociedad vigilante puede evitar un posible ecocidio en los trenes Maya y Transístmico: Semarnat

Detalló que es necesario que las comunidades se empoderen, organicen y sean vigilantes de los proyectos
Sólo una sociedad vigilante puede evitar un posible ecocidio en los trenes Maya y Transístmico: Semarnat
Foto: Cortesía
31/07/2020
06:15
Alberto López Morales / Corresponsal
-A +A

Juchitán.- Para impedir que el proyecto del Tren Transístmico afecte al medio ambiente, es necesario que las comunidades indígenas se empoderen, se organicen y sean vigilantes para “impedir un posible ecocidio”, dijo Víctor Toledo, titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Durante una conferencia de prensa virtual, para explicar la situación con respecto a la evaluación medioambiental de los proyectos sobre la construcción del Tren Maya y la modernización de las vías del Tren Transístmico, el titular de la Semarnat señaló que “este gobierno está empoderando a la gente y es la misma gente la que se tiene que organizar, mantenerse vigilante para impedir un posible ecocidio”.

El pasado fin de semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador estuvo en Ciudad Ixtepec para supervisar los avances de la rehabilitación de los casi 133 kilómetros de las vías del  Transístmico, donde Rafael Marín Mollinedo, titular del órgano denominado Corredor Interoceánico, le informó que tres de cinco tramos no tenían avances por falta de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), a favor de la empresa Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT).

vias_tres.jpg

Esta versión fue rechazada un día después por la propia Semarnat, que precisó que la MIA resultó favorablemente desde el 21 de mayo pasado, pero indicó que estableció un conjunto de condiciones previas al inicio de las obras, para la protección de flora, fauna, cuerpos de agua, atención a la contaminación y a la reforestación.

Entre dichos “candados” a la obra se incluyó también la necesidad de  culminar la consulta a los pueblos indígenas y tomar en cuenta sus propuestas, así como crear comités de vigilancia comunitaria al proyecto. 

Al respecto, la dependencia indicó que al 28 de julio, seguía en espera de que la empresa presentara los documentos de respuesta a esas condiciones. 

“La Secretaría permanece atenta, desde hace 46 días hábiles, a la recepción de los documentos de la empresa, para la comprobación del cumplimiento de las condiciones dictadas para el inicio de las obras del proyecto”, señaló.

Este viernes, en la conferencia virtual, su titular dijo que en el caso de las obras del Transístmico, que incluyen el cambio de rieles y durmientes, recortes de curvas y pendientes, así como la construcción de puentes para los vehículos, se trabaja en la misma secuencia que en proceso del Tren Maya. 

vias_dos.jpg

“Se realizaron dos reuniones públicas y se inició la consulta indígena en el Istmo del 1 al 17 de marzo. Desafortunadamente, por la pandemia, se tuvo que posponer, pero se reiniciará en cuanto las condiciones lo permitan”.

EL UNIVERSAL ha documentado que una de las razones que han retrasado las obras del tren es que las comunidades indígenas siguen esperando no sólo esa consulta ambiental, sino las que establecen las instancias internacionales. Participación que el propio secretario reconoció como necesaria. 

“Estoy consciente que todo proyecto de modernización, por más bien intencionado que sea, siempre lleva elementos de deterioro (del medio ambiente) por muchas razones que se nos van de las manos. La única manera de evitar esto es que haya una sociedad más organizada, con más conciencia, más información. Y  un gobierno sensible que sea capaz de dialogar”, finalizó.

Comentarios