“Plantón” magisterial, entre chachacuales y desolación

El zócalo es un mercado. Por los cuatro costados, puestos de todo. Ropa presuntamente típica, alimentos, baratijas, sombreros, charlatanes, “mariguanol”; hay de todo. Caros alimentos que consumen algunos despistados turistas
Foto: Edwin Hernández / EL UNIVERSAL
10/06/2018
07:42
Ismael García
Oaxaca de Juárez, Oax.
-A +A

“¡Pásele marchante, pásele, pásele! ¡Tenemos barbacoa, memelas, empanadas, quesadillas, qué le ofrecemos! ¡Pásele, a 10 pesos, a 10, a 10, a 10!, ¡cualquier regalo o cháchara que quiera a 10!”.

El grito es incesante en el contorno del zócalo. La venta es de todo, por todo, a precios no tan módicos.

whatsapp_image_2018-06-10_at_12.38.51.jpeg

--Señora, cuánto cuesta una empanada.

--Treinta pesitos, señora, treinta, la quiere de amarillo o de verde, con pollo.

--¡Oiga, por qué tan caro!

--Pos es que tenemos que sacar para nuestras cuotas…

whatsapp_image_2018-06-10_at_12.40.06.jpeg

El zócalo y la Alameda de la capital oaxaqueña son un muladar. Mecates por doquier, mantas y lonas; casas de campaña, cartones, basura y hastío. Muchos campamentos vacíos; la mayoría de los maestros de la Sección 22 del SNTE se tomaron su domingo.

Algunos grupos interesados en la lucha magisterial, los de guardia, se arrinconan frente a su líder regional o seccional. Platican, discuten, analizan lo que la Asamblea Estatal Mixta aprobó la madrugada del domingo.

El zócalo es un mercado. Por los cuatro costados, puestos de todo. Ropa presuntamente típica, alimentos, baratijas, sombreros, charlatanes, “mariguanol”; hay de todo. Caros alimentos que consumen algunos despistados turistas, deseosos de conocer Oaxaca y sus tradiciones, así sea el “plantón” magisterial.

“Pásele, pásele!, ¡acá le vendemos la pomada milagrosa, la pomada que le cura todos los males!”… ¡A 10, a 10, a 10!, ¡todo bara-bara!”.

whatsapp_image_2018-06-10_at_12.40.58.jpeg

Los gritos son incesantes. Poca gente se atreve a cruzar en ese mundo perdido de la ciudad. Pocas ganas de agacharse a cada instante para sortear el peligro de las cuerdas colgadas de cualquier poste, árbol, pared o inmueble histórico, para amarrar las lonas del campamento.

Dos semanas completas de protesta en el zócalo. Mañana, mañana, de nuevo paro parcial de labores en escuelas de la entidad.

 

Comentarios