Suman 30 millones de personas en la informalidad

Durante el primer trimestre del año, el empleo informal registró un aumento de 1.2% respecto al mismo lapso de 2017, según Inegi
Archivo El Universal
16/05/2018
12:37
Rubén Migueles
Ciudad de México
-A +A

Durante el primer trimestre de 2018, todas las modalidades de empleo informal sumaron 30 millones de personas, para un aumento de 1.2% respecto al mismo lapso de 2017 y representó 56.7% de la población ocupada, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, levantada por el Inegi.

El empleo informal, o medición ampliada de informalidad, añade a la definición de trabajo informal las siguientes categorías: el trabajo no protegido en la actividad agropecuaria, el servicio doméstico remunerado de los hogares, así como los trabajadores subordinados que, aunque trabajan para unidades económicas formales, lo hacen bajo modalidades en las que se elude el registro ante la seguridad social.

De manera detallada, 14.4 millones conformaron específicamente la ocupación en el sector informal, cifra que significó un incremento de 1.9% anual y constituyó 27.3% de la población ocupada; 7.4 millones corresponden al ámbito de las empresas, gobierno e instituciones; 5.9 millones al agropecuario y otros 2.3 millones al servicio doméstico remunerado.

Por otra parte, en el trimestre enero-marzo de 2018 la población desocupada en el país se situó en 1.7 millones de personas y la tasa de desocupación correspondiente fue de 3.1% de la población económicamente activa, porcentaje menor al 3.4% de igual trimestre de 2017.

Al estar condicionada a la búsqueda de empleo, la tasa de desocupación es más alta en las localidades grandes, en donde está más organizado el mercado de trabajo; es así que en las zonas más urbanizadas con 100 mil y más habitantes la tasa llegó a 3.7%; las que tienen de 15 mil a menos de 100 mil habitantes alcanzó 3.1%; en las de 2 mil 500 a menos de 15 mil fue de 2.6%, y en las rurales de menos de 2 mil 500 habitantes se estableció en 2%.

Las entidades que durante el primer trimestre de 2018 observaron las tasas de desocupación más altas fueron Tabasco con 7.6%, Durango y el Estado de México 4.3%, Coahuila 4.1%, Chihuahua y Tamaulipas 3.9%, Aguascalientes, Baja California Sur, Ciudad de México y Tlaxcala 3.7% de manera individual, Nuevo León y Zacatecas 3.6% y Guanajuato con 3.5% respecto a la PEA.

En contraste, las tasas más bajas en este indicador se reportaron en Guerrero con 1.2%, Oaxaca 1.3%, Michoacán de Ocampo y Morelos 1.9%, Chiapas y Yucatán 2%, Baja California y Puebla 2.1%, Jalisco 2.3% e, Hidalgo y Sinaloa con 2.4%. Finalmente, la población subocupada, entendida ésta como la población ocupada con necesidad de trabajar más tiempo, lo que se traduce en la búsqueda de una ocupación complementaria o de un nuevo trabajo con mayor horario, ascendió a 3.6 millones de personas durante el primer trimestre de 2018 y representó 6.8% de las personas ocupadas, tasa inferior a la de igual periodo de 2017 que fue de 7.1%.

Comentarios