Más de 200 organizaciones sociales exigen atención en Oaxaca; 20, las más activas: Segego

Conflictos en comunidades y de organizaciones tienen que ver con la búsqueda de mejores condiciones de vida, dice Francisco García, nuevo titular

Foto: Especial
Sociedad 09/11/2020 11:28 Oaxaca Actualizada 20:29

Oaxaca de Juárez.- Atención constante a 200 organizaciones sociales, 20 de las cuales han escalado sus exigencias y tienen una actividad más intensa; al menos 15 municipios tomados, tres zonas consideradas históricamente “focos rojos”, y la herencia de conflictos latentes como la masacre de San Mateo del Mar figuran entre los principales retos de  Francisco García López, el recién designado titular de la Secretaría General de Gobierno (Segego).

Con menos de un mes en el cargo, el funcionario llega a una dependencia clave para mantener la gobernabilidad del estado en el último tercio del sexenio del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, pero sobre todo, tras tres años en los que el reclamo constante de comunidades y  organizaciones sociales fue la falta de atención y las omisiones de su antecesor, Héctor Anuar Mafud Mafud.

whatsapp_image_2020-11-09_at_11.00.53_1.jpeg

Foto: Especial

En entrevista con EL UNIVERSAL, García López reconoce que recibe una entidad con una participación social constante y donde la vida comunitaria como expresión social es cotidiana, lo que a su vez genera que la conflictividad sea algo permanente, ejemplo de ello son las 330 disputas latentes que hay en el territorio. 

Lee también: San Mateo del Mar pidió auxilio antes de la masacre; a 4 meses acusan impunidad y abandono

“Recibimos un estado dinámico, movido, que  tiene una demanda de mejores formas de vida. Los reclamos en municipios y de organizaciones sociales  tienen mucho que ver con eso, con generar mejores condiciones para vivir y estamos comprometidos a escuchar y atender a todas las expresiones”,  afirma el funcionario. 

El nuevo titular de la Segego destaca la atención permanente que debe darse al menos a 200 organizaciones sociales, 20 de las cuales, afirma, cada vez mantienen actividades de mayor  intensidad.

 Como ejemplo de ello,  menciona la mediación realizada entre las organizaciones Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), por un lado, y la  Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), y el  Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULTI) en el otro extremo, cuyo enfrentamiento causó un bloqueo carretero de casi dos semanas  en la región Mixteca. 

Pero la atención a las organizaciones sociales es sólo uno de los retos que tiene enfrente la dependencia, a ella  se suma el caso de  San José del Progreso y  San José Ayuquila, y  en general los 15 municipios que permanecen “tomados” por sus pobladores por problemas internos, y la constante vigilancia que requieren desde hace 15 años precisamente la región de la nación Triqui, en la Mixteca; Los Chimalapas, en el Istmo de Tehuantepec y los límites con Chiapas, y  toda la Sierra Sur.

“El reto de la Segego es escuchar a los paisanos,  sentarnos con ellos   y anticiparnos a los conflictos y a su forma de manifestación, para  que afecten lo menos posible a la ciudadanía. Como responsables de la convivencia pacífica, tenemos que entrarle”, dice Francisco García, que anticipa que ya se trabaja para reunirse  con  dos comisariados de los  Chimalapas.

whatsapp_image_2020-11-09_at_11.00.53.jpeg

Foto: Especial

Disputas latentes. Aunque el titular de la Segego asegura que otra de las  responsabilidades  de la dependencia es   contribuir con el gobierno federal para materializar los  proyectos estratégicos para la región sureste del estado y el país, como las autopistas Mitla-Tehuantepec, y Barranca Larga-Ventanilla, así como el Corredor Interoceánico, reconoce que entre los mayores retos están los conflictos latentes que existen en la entidad, de los cuales en  al menos 91 se considera que podría estallar la violencia.

Sobre la masacre de 15 ikoots en San Mateo del Mar, en el Istmo, en la cual se solicitó la intervención de la dependencia desde antes del multihomicidio, García López señala que se trabaja en dar seguimiento a las recomendaciones de los organismos de derechos humanos y ya se prepara la primera reunión de seguimiento.  

Mientras que en el caso de San Pedro y San Pablo Ayutla, comunidad ayuujk que fue despojada de su manantial por Tamazulápam Mixe,  y que  lleva tres años sin agua potable,  anuncia que en unos 15 días comenzará a explotarse el pozo para dotar a los habitantes del líquido, pero reconoce que la problemática es mucho más profunda, agravada por la ruptura de la comunicación con el titular anterior de la dependencia. 

Lee también: Confirman masacre de 15 ikoots en San Mateo del Mar por conflicto político-electoral

“Hay otros problemas añejos  por las tierras, lo que ha traído este tipo de conflictos. Les ofrecemos  nuestra  capacidad y mejor voluntad para atender los reclamos tanto de  Ayutla como de  Tamazulápam. Van a encontrar respeto y escucha para  dar una solución”, afirma.

Lo anterior, porque explica que son tres los  temas que preocupan, por su tamaño y  dificultad: las disputas agrarias intermunicipales; los problemas entre cabeceras y agencias por la  distribución de recursos, y la  atención permanente a las organizaciones sociales.

“No puedo decir en este momento qué vamos a hacer diferente, pero buscamos  dar  mayor atención cercana. Que la gente sienta que el gobierno del estado tiene sensibilidad, que  los entendemos, y así llegar a mejores acuerdos, con pleno respeto a la gente, comunidades, y organizaciones”, dice.

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo