Angustia y depresión: brote de Covid fracturó salud emocional de personal en hospital de Juchitán

Contagios entre trabajadores, las repetidas experiencias de duelo, y malos tratos de otras personas son algunos de los factores que les han afectado

Angustia y depresión: brote de Covid fracturó salud emocional de personal en hospital de Juchitán
Foto: Especial
Municipios 27/08/2020 11:20 Alberto López Oaxaca Actualizada 11:20

Juchitán de Zaragoza.— Nadie supo cómo llegó al hospital, pero de pronto el miedo se presentó ante el personal médico y de enfermería de la mano de la angustia y  la depresión. 

Así pasaron los días tras confirmarse que el Hospital General Macedonio Benitez Fuentes,  de Juchitán, vivía el peor brote de Covid-19 que se ha registrado en el país y que alcanzó 170 casos positivos.

“Fue como si alguien hubiera apagado las luces del hospital. No veíamos  nada.  Sólo buscábamos la luz para superar los contagios. Creo que han sido los días más duros de nuestras vidas”, cuenta la pediatra Yolanda Sánchez Ulloa a EL UNIVERSAL.

whatsapp_image_2020-08-27_at_10.48.35.jpeg

Foto: Especial

Con 385 trabajadores, entre personal médico, de enfermería y camilleros, que laboraban en tres turnos, llegó un momento en que el hospital de esta ciudad, que forma parte de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), se quedó solamente con 95 empleados. 

El resto había tenido que abandonar la lucha contra el virus por el riesgo de contraerlo o porque resultó infectado en el brote que surgió a finales de junio y que obligó al hospital a cerrar sus puertas dos veces en menos de una semana. 

“Después de la noche del terremoto del 7 de septiembre de 2017, que dañó toda la estructura del hospital y nos obligó a rescatar a los pacientes en  medio  de  la  oscuridad, del  riesgo del colapso,  nunca habíamos sentido días tan duros y difíciles como los que vivimos con la pandemia”, cuenta la pediatra.

De acuerdo con el gobierno de México,  desde la llegada de la pandemia hasta este momento, personal de salud que se ha encargado de combatirla puede presentar una serie de problemas emocionales como depresión, somatización, ansiedad y estrés postraumático, entre otros.

Lee también: Por brote de Covid-19, sanitizarán hospital de Juchitán y realizarán pruebas a todos sus trabajadores

La enfermera  Olga  Lidia  González  Viveros sabe perfectamente lo que es eso. En entrevista, cuenta que  aunque  antes  de  la  llegada  del Covid-19 al Istmo de Tehuantepec, todos los trabajadores del hospital recibieron capacitación sobre cómo atender a los pacientes y cómo cuidarse con los equipos de protección,  ni así se logró evitar que la pandemia los afectara. 

“Fueron días difíciles, de mucho miedo, porque como enfermera especialista que sólo cubría sábados, domingos y días festivos, de pronto me hice cargo todos los días de los servicios generales de enfermería,  tanto en áreas de medicina general como de Covid-19”, dice Olga.

En esos días de oscuridad, explica la doctora Sánchez Ulloa, también dirigente sindical de los trabajadores del hospital, muchos de ellos lloraron al conocer que de acuerdo con las pruebas, habían dado positivo.

“Del 10 al 27 de julio, todos los trabajadores del hospital Macedonio Benítez Fuentes vivimos un cambio en nuestras vidas. Los más de 120 médicos y enfermeras que dimos positivos a Covid  nos aislamos de nuestras familias. Pocos lo saben, pero una tercera parte de nosotros  rentamos cuartos para no contagiar a la familia”, recuerda. 

Lee también: Suma Oaxaca 2 mil 144 contagios de Covid-19 entre personal de salud que combate la pandemia

Con poco personal laborando, en medio del estrés, la angustia y   miedo, los pocos trabajadores siguieron atendiendo a los pacientes que, quizá por temor a los contagios, reflexionan  la pediatra y la enfermera,  dejaron de llegar al hospital. 

Esa especie de desprecio o temor a quienes arriesgan sus vidas por salvar las  de otros es precisamente una de las agravantes que la Federación identifica respecto al desgaste emocional que viven aquellos que luchan de frente contra el  virus, pues asegura que “el impacto en la salud mental de los profesionales de la salud es mayor ante el estigma, discriminación y violencia social de los  que son objeto con frecuencia”.

Todos los duelos

whatsapp_image_2020-08-27_at_10.48.36.jpeg

Foto: Especial

En una estrategia lanzada por la Secretaría de Salud (Ssa) para atender el desgaste de la salud mental del personal sanitario que atiende la emergencia, la dependencia señala que otra agravante son “las repetidas experiencias de duelo que sufren en su interacción con personas en estado crítico”.

“Unos 12 compañeros, entre médicos y enfermeras, han perdido a sus familiares cercanos, desde mayo a este mes de agosto, a consecuencia del Covid-19. Es doloroso, qué más quisiéramos  que acompañarlos en su duelo”, lamenta la pediatra Sánchez Ulloa. 

Es ante este desgaste que la doctora se dice preocupada de que aún hoy, después de que Juchitán fue tan duramente golpeada por la pandemia y dejó a su paso una estela de duelo, “aún haya paisanos que,  con toda la información, no se cuiden, y, como burla, pasen enfrente de nosotros en el hospital  a enterrar a sus muertos  sin protegerse”, confiesa, ya que  el Macedonio Benítez Fuentes es paso obligado de todos los cortejos fúnebres de los dolientes que llevan a sus muertos al panteón.   

“El silencio crece por miedo y respeto”, dice un camillero  que  ya tiene la ambulancia lista para realizar un traslado, quien explica que, hasta ahora,  ninguna autoridad  les ha dicho qué hacer con  esa sensación como de hormigueo que recorre el cuerpo.

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo