Nace un corredor de ecoturismo comunitario en la costa oaxaqueña

Sociedad 07/10/2019 05:35 Fernando Miranda Puerto Escondido, Oaxaca Actualizada 05:35

Una organización se ha puesto como meta crear una comunidad de cooperativas para impulsar  turismo  con sello ambiental

Uno de los objetivos del corredor es formar una comunidad que intercambie sus experiencias en el tema.

La conservación y protección de las tortugas marinas es uno de los principales atractivos del corredor comunitario.

El objetivo del corredor es vincular a los emprendimientos con los mercados, siempre que estos sean sustentables. 

Las comunidades participantes han logrado fusionar la actividad turística con su labor de conservación.

Eulalio comía huevos de tortuga cuando era niño. Originario de Ventanilla, una comunidad zapoteca  del municipio de Santa María Tonameca, en la región Costa, cuenta que aunque ya le tocó poco,  su padre sí  los ponía  en la mesa porque entonces no había mucho más para comer.

Más de 25 años después, Eulalio Cortés Reyes no sólo dejó de consumir los huevos, ahora es protector de esta especie, pues es uno de los siete  integrantes de la cooperativa Servicios Ecoturísticos Ventanilla, quienes recorren más de 5 kilómetros de playa cada noche con  la  misión de conservar a las  tortugas marinas que llegan a las playas de la comunidad.

      —También te interesará—

En total son 19 los miembros de la cooperativa, el resto se  dedica a  proteger a otras  especies de esta región, como  el  cocodrilo de río, el  venado cola blanca y los bosques de mangle que habitan en la laguna. 

Eulalio es parte de la tercera generación de este proyecto que apuesta por un turismo que no arrase a su paso con la biodiversidad del entorno y  que, a la vez, le ayude a la comunidad a conseguir los recursos para que los pobladores puedan seguir conservándola.

“Vivimos del ecoturismo. La reserva donde estamos  es óptima para hacer el aprovechamiento sustentable. Realizamos tours para que los turistas  visiten la reserva y conozcan la flora y fauna que ahí se encuentra”, explica Eulalio sobre el trabajo que realizan.

13 colectivos son los que participan por el momento en el proyecto.

En  Ventanilla, casi  80% de los habitantes trabajan en la cooperativa Servicios Ecoturísticos, lo que ha ayudado a frenar el saqueo de nidos y disminuir el consumo de huevos, una costumbre gastronómica aún arraigada entre los pueblos costeños.

“La gente ya entendió que vale más preservarla que saquearla. Un nido de 100 huevos lo más caro que lo puedes vender es a 200 pesos; saldría a dos pesos el huevo. Si conservamos los nidos,  los visitantes realizan la liberación  y esto es 10 o 20 veces más benéfico para nosotros”, cuenta Eulalio sobre cómo los habitantes pasaron de ser saqueadores  a trabajar por conservar a las tortugas.

Pese a ello, Eulalio reconoce que estos 25 años de camino no han sido sencillos. Dice que la economía siempre ha sido el principal obstáculo, porque cuando recién comenzó la vocación turística de Ventanilla eran pocos los visitantes y pobres los ingresos. Y la gente tenía que sustentarse de algo.

“La gente en temporada alta decía ‘conservemos  a las tortugas’, pero cuando bajaba el turismo, decía ‘vamos a comérnoslas’ porque no hay otra cosa ”, recuerda. Ahora, dice este tortuguero,  la afluencia turística ya es alta   y  ha sustentado la continuidad de la labor  de conservación.

“Ya llega mucho turismo y  nos apoya para seguir con el proyecto  ”, dice.

Semillas

Tomando como un ejemplo la experiencia de Ventanilla, el Fondo Oaxaqueño para la Conservación de la Naturaleza impulsa desde 2018 un corredor de ecoturismo comunitario como parte de uno de sus ejes principales, el de comunidades sostenibles, mediante el cual se busca “colaborar con las iniciativas y emprendimientos productivos que de las localidades y vincularlos con posibles mercados, siempre y cuando hagan un manejo sostenible de sus recursos naturales”.

      —También te interesará—

El que habla es Francisco Rincón Gallardo, director general del fondo, quien explica que desde hace siete años el objetivo de esta organización es  recuperar las poblaciones de especies que están en peligro de extinción y que la comunidades vean a las especies “como parte integral del ecosistema que está cumpliendo una función específica para la vida”.

Fue pensando en esos objetivos que el fondo impulsa a 13 proyectos asentados en la Costa y que van desde la playa Morro Ayuta hasta destinos como Lagunas de Chacahua, para posicionar a la región como un destino de ecoturismo donde los mismo se pueda estar en contacto con la naturaleza que ayudar a su conservación.  

"La vocación de la Costa es turística, lo que estamos haciendo es colaborar con 13 emprendimientos de ecoturismo que se ubican a todo lo largo de la ruta, fortaleciendo las habilidades empresariales de los colectivos, que tengan un plan de negocios  y  vincularlos con los mercados”, comenta.

20% al año ha crecido el ecoturismo en México, hasta cinco veces  más que el normal.

El director del fondo oaxaqueño explica que el objetivo de este corredor es que, a largo plazo, exista un  sello que avale que Oaxaca es un destino sustentable. Para ello han comenzado a   atraer a touroperadores y crear prototipos de experiencias de ecoturismo, para poder ofrecerlas tanto a  hoteles y restaurantes para que se empiezan a vincular con los colectivos.

Además de Chacahua y Morro Ayuta, las cooperativas tienen presencia en comunidades como Manialtepec, Boca Barra, La Escobilla, Puerto Escondido, Ventanilla, Puerto Ángel,  Tangolunda, Huatulco  y Copalita.

captura_2.jpg

Se estima crecimiento

Como fundamento de este corredor, proyectado a consolidarse en 10 años, el fondo oaxaqueño desarrolló un diagnóstico en 2018 sobre el panorama en el que se desarrollará.

Según sus datos, el ecoturismo ha tenido un crecimiento a nivel internacional de 65% cada año y, aunque la cifra a nivel nacional es de apenas 20%, sus datos estiman que crece cuatro  o cinco veces más rápido que el turismo convencional.

También, explica que cuatro de cada 10 turistas buscan “una experiencia ecoturística” y que de los  5 millones 27 mil turistas que llegan al año a Oaxaca,  57% busca “experiencias de naturaleza y aventura”.

Con base en estos datos fue que el fondo aplicó una metodología denominada  Market Ready,  que fue creada para atraer al turismo que venía de las olimpiadas a las comunidades indígenas de Cánada. Este modelo contempla   cuatro categorías de cooperativas o empresas comunitarias:  emergentes, listas para ser visitadas, listas para recibir turismo nacional y listas para exportar. Según sus cálculos, a partir de la realización de un  muestreo, 85% de los emprendimientos de la Costa se considerarían emergentes.

“Aunque sean emergentes,  le estamos apostando a buscarles un mercado con esas características, turistas  a los que no les importe que tengan cierta infraestructura, porque si nos esperáramos a que la desarrollen... la gente necesita ahorita comer”, dice el director.

      —También te interesará—

Francisco Gallardo explica que para consolidar este corredor ya se han realizado esfuerzos para profesionalizar a los proyectos, como certificarlos  como guías de naturaleza  en la Norma 09.

“Vamos a llevarnos a los colectivos a  la  Feria de viajes y aventura Adventure Travel México (ATMEX) y ya los registramos  ante el Instituto Nacional de la Economía Social, hemos estado estructurándolos como cooperativa, para que puedan registrarse y bajar fondos”, agrega.

Pese a los avances, Francisco está convencido que lo más importante de este proyecto es generar una comunidad de aprendizaje entre los colectivos sobre las experiencias del ecoturismo. “Es muy interesante cómo se está construyendo una comunidad que tiene  como hilo conductor a la costa de Oaxaca y a sus ecosistemas”, finaliza.
 

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo